Un fotógrafo herido de gravedad en París en un tiroteo en el diario 'Libération'

Buscan en París a un pistolero de 40 años, corpulento y con la cabeza rapada

internacional

| 18.11.2013 - 13:24 h
REDACCIÓN
Más sobre: FranciaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un fotógrafo ha resultado herido este lunes después de que un hombre armado con una escopeta de caza haya realizado al menos dos disparos en la entrada de la sede del diario francés 'Libération' en París y después se haya dado a la fuga, según informa el propio periódico en su página web. El herido es un fotógrafo auxiliar de 27 años que había acudido para trabajar en una sesión para el suplemento cultural del diario, 'Next', y que ha recibido un impacto en el pecho. Su estado "es grave", ha precisado el diario.

El agresor entró poco antes de las 10.15 horas en el hall de 'Liberation'. "El individuo no ha dicho nada y se ha ido como había venido", ha indicado una fuente policial, que, por ahora, no privilegia ni descarta ninguna hipótesis. Por ahora, el acceso al diario ha quedado bloqueado y la brigada criminal de la Policía judicial parisina ya ha abierto una investigación.

El director de la redacción del periódico, Fabrice Rousselot, ha expresado la "gran conmoción compartida por todo el diario" y ha mostrado su indignación por el hecho de que "individuos puedan tomarla contra la prensa".

¿REINCIDENTE?

La policía francesa cree que el tirador que disparó e hirió de gravedad hoy a un fotógrafo en la sede del diario "Libération" es el mismo que amenazó el viernes con una escopeta a varios periodistas de "BFM TV", y cuya descripción corresponde a la de un hombre de unos 40 años, corpulento y con la cabeza rapada.

Esa información, avanzada por "Libération", no fue confirmada por la policía, que indicó a Efe que aún es "prematuro" establecer un vínculo entre ambos sucesos.

El ministro del Interior, Manuel Valls, confirmó hoy en la sede de "Libération" que ha dado órdenes a la policía de montar guardia delante de los grandes medios de comunicación de la capital como medida de precaución. "No hay que minimizar la realidad de un acto odioso de este tipo", dijo Valls a la salida de ese periódico, al que también acudieron la ministra de Cultura, Aurélie Filippetti, y el alcalde de la ciudad, Bertrand Delanoë.

Dos horas después del ataque, a las 12.15 hora local (11.15 GMT), un hombre que responde a la misma descripción disparó contra la sede del banco francés Societé Générale, un rascacielos situado en el distrito de negocios de La Defénse, a las afueras de París.

Según confirmó la entidad de crédito, los disparos no dejaron heridos, pero reventaron una de las ventanas del edificio.

Poco después un automovilista denunció haber sido secuestrado por un hombre en Puteaux, cerca de La Défense, que le obligó a trasladarle hasta la céntrica avenida parisina de los Campos Elíseos.

La policía, que intenta verificar si se trata en los tres casos del mismo individuo, confirmó que ha reforzado las patrullas en la zona de los Campos Elíseos con agentes y un helicóptero.

Hasta el momento, resulta confuso qué habría hecho después el individuo, de tratarse de la misma persona. Mientras algunos medios de comunicación aseguran que huyó a bordo de un Renault Twingo, otros dicen que se dio a la fuga en metro y otros que escapó a pie.