Un fallo mecánico causó el accidente mortal de AirAsia en Indonesia en 2014

Logran sacar a superficie la sección de cola del avión de AirAsia

internacional

| 01.12.2015 - Actualizado: 11:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un fallo mecánico fue la causa principal del accidente mortal del Airbus 320-200 de AirAsia, vuelo QZ8501, que el 28 de diciembre de 2014 se estrelló en aguas de la isla de Borneo con 162 personas a bordo, anunciaron hoy las autoridades indonesias.

Los repetidos errores en el ordenador de control de vuelo del avión debido a una grieta en la unión de una soldadura llevó a que el piloto perdiese el control del aparato, dijo el Comité Nacional de Seguridad del Transporte de Indonesia en rueda de prensa en Yakarta, según la cadena de televisión Channel NewsAsia.

El informe final presentado hoy establece que el ordenador de control de vuelo falló cuatro veces antes de que la aeronave entrase "en un estado de bloqueo prolongado que estaba más allá de la capacidad de la tripulación de vuelo para recuperarse".

El avión del vuelo QZ8501 de AirAsia despegó de Surabaya, en la isla de Java, en la madrugada del 28 de diciembre de 2014 con 162 personas a bordo y tenía previsto aterrizar en Singapur unas horas más tarde.

En el interior viajaban tres surcoreanos, un británico, un francés, un malasio, un singapurés y 155 indonesios, entre pasajeros y una tripulación de siete personas.

El avión volaba a una altura estable y dentro de los límites de peso y equilibrio cuando el piloto, antes de que se cortase la comunicación, solicitó permiso a la torre de control para subir de 32.000 pies a 38.000 para eludir una tormenta que había encontrado en su camino.

En se momento, el aparato sobrevolaba el mar al sur de la isla de Borneo.

La torre de control concedió el permiso pero el avión viró a la izquierda, subió hasta los 37.400 pies en 30 segundos y luego descendió a 32.000 pies en otros 30 segundos, antes de comenzar la caída mortal hacia el mar. EFE