Un año de cohabitación política complicado para Obama | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Un año de cohabitación política complicado para Obama

internacional

| 04.01.2011 - Actualizado: 20:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de EE.UU. Barack Obama aprovecha sus últimas horas de vacaciones en Hawai junto a su familia, antes de retomar la actividad política. Obama acudió acompañado de sus hijas a una heladería y posteriormente pasaron juntos el día en un zoo. Obama recupera fuerzas de esta manera para el dificil curso político que le espera cuando regrese a un Washington dominado por los republicanos.

Un curso político marcado por la difícil cohabitación con la nueva mayoría republicana, que tendrá 49 votos más en la Cámara de Representantes tras las legislativas de noviembre.

Mañana los nuevos congresistas ocupan sus escaños inaugurando una segunda mitad de mandato muy complicada para la agenda presidencial. El caballo de batalla de la oposición será revocar la impopular ley sanitaria, con muchos detractores en la opinión pública. Sobre todo la provisión que obliga, bajo riesgo de multa, a todos los estadodunidenses a adquirir un seguro médico antes de 2014. Un costoso desembolso en tiempos de crisis para 50 millones de ciudadanos sin cobertura médica.

El envite puede ser más simbólico que efectivo ya que para anular la ley y burlar el veto presidencial hacen falta dos tercios en la Cámara y luego la ratificación de un Senado en el que los demócratas conservan una ajustada mayoría.

El Tribunal Supremo tiene la última palabra sobre las numerosas apelaciones a la reforma sanitaria.

Los otros dos frentes republicanos pasan por bloquear la norma que limitaría las emisiones de gases contaminantes y la reforma del sector financiero.

Los demócratas crearon dos agencias con amplios poderes para controlar la Bolsa y los mercados de derivados, pero su desarrollo requiere doblar el presupuesto. Y aquí es donde los republicanos echarán el freno, entorpeciendo los proyectos estrella de Obama como se habían comprometido con sus electores, descontentos con el gobierno demócrata.