Ucrania niega que sus militares hayan cañoneado territorio ruso

Soldados ucranianos

internacional

| 13.07.2014 - 18:49 h
REDACCIÓN
Más sobre: UcraniaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El portavoz el Consejo de Defensa y Seguridad de Ucrania, Andréi Lysenko, negó hoy que los militares ucranianos hayan empleado artillería contra el territorio de Rusia y que tengan alguna responsabilidad en el incidente que le costó a la vida a un ciudadano ruso en la ciudad de Donetsk.

"Las fuerzas que participan en la operación antiterrorista (contra las milicias prorrusas) no abren fuego contra el territorio de país vecino ni contra barrios residenciales", dijo Lysenko en una comparecencia ante la prensa.

Sin embargo, agregó, "hay hechos demostrados de que los guerrilleros (prorrusos) disparan contra el territorio de Rusia y la población civil con el fin de provocar".

Según Lysenko, los separatistas emplean esa táctica para achacar a los militares ucranianos la responsabilidad por la muerte de civiles.

Rusia tachó de "acto de agresión" a la soberanía de su territorio y a sus ciudadanos el ataque con fuego de artillería de hoy que, además de la víctima mortal, ocasionó dos heridos en Donetsk, ciudad rusa en la frontera con Ucrania, y que Moscú atribuyó a las fuerzas ucranianas

La cancillería rusa denunció el incidente como "una muestra de la peligrosa escalada de tensión en la zona de la frontera ruso-ucraniana" y advirtió de que "puede tener consecuencias irreversibles, cuya responsabilidad recaerá en la parte ucraniana".

Donetsk, de poco más de 40.000 habitantes, se encuentra junto a la frontera con la región ucraniana de Lugansk, escenario de intensos combates entre la tropas del Gobierno de Kiev y la milicias separatistas prorrusas.

Según la agencia rusa Interfax, fueron tres los proyectiles que cayeron sobre Donetsk, que tiene el mismo nombre que la ciudad ucraniana de casi un millón de habitantes, convertida en el principal bastión de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

Uno de los líderes de los secesionistas, el jefe del gobierno de la autoproclamada república popular de Donetsk, Andréi Purguin, declaró que casi con toda seguridad los proyectiles fueron disparados por militares ucranianos.

"Tenemos problemas con el armamento pesado. Escasean los proyectiles. Son sistemas operados por profesionales. Los nuestros no podían haber fallado de esa manera", dijo Purguin a Interfax.