Turquía detiene a 13 sospechosos en relación con el atentado de Estambul

Turquía apunta al Estado Islámico como autor del atentado

Los servicios de inteligencia turcos advirtieron hace 20 días de la posibilidad de un ataque terrorista de Dáesh

La oposición acusa al Gobierno turco de fallos de seguridad y este lo niega

Según el diario Hürriyet, los 3 terroristas del aeropuerto de Estambul eran extranjeros

Margallo traslada a Turquía el apoyo de España en lucha contra el terrorismo

internacional

| 30.06.2016 - 12:01 h
REDACCIÓN

La Policía turca ha detenido hoy a 13 personas, entre ellas tres extranjeros, en relación con el atentado suicida del aeropuerto Atatürk de Estambul, en el que murieron 43 personas. El Gobierno de Turquía volvió a señalar hoy al grupo yihadista Estado Islámico como el probable autor del atentado suicida del martes en el aeropuerto Atatürk de Estambul que, según el último recuento, causó 43 víctimas mortales.

"Los hallazgos indican que el Estado Islámico es la organización que está tras los ataques", señaló el ministro del Interior, Efkan Ala, en una comparecencia ante el Parlamento.

Tres terroristas suicidas, según fuentes oficiales vinculados al grupo yihadista Estado Islámico, se inmolaron el martes en la entrada a la terminal de vuelos internacionales del aeropuerto Atatürk, después de disparar de forma indiscriminada con fusiles de asalto.

El ministro indicó que entre los 43 fallecidos hay 19 extranjeros y dijo que unas 94 personas siguen hospitalizadas. En el ataque, en el que los terroristas usaron fusiles de asalto antes de hacerse explotar, resultaron heridas unas 239 personas.

El ministro del Interior, Efkan Ala, señaló que ya se ha identificado a uno de los terroristas suicidas, pero no dio más información al respecto.

El diario Hürriyet aseguró hoy que los tres asaltantes eran extranjeros y procedían de Uzbekistán, Kirguizistán y de la república rusa de Daguestán.

La Policía turca ha detenido hoy a 13 personas, entre ellas tres extranjeros, en relación con el atentado suicida del aeropuerto Atatürk de Estambul.

LA OPOSICIÓN ACUSA AL GOBIERNO DE FALLOS DE SEGURIDAD

Toda la oposición parlamentaria turca ha exigido una comisión de investigación sobre fallos de seguridad en el ataque en el aeropuerto Atatürk de Estambul, en el que 42 personas murieron el martes a manos de tres terroristas suicidas y sobre el que los servicios de inteligencia advirtieron hace días.

La petición, formulada por las tres formaciones opositoras (socialdemócratas, nacionalistas y prokurdos), fue bloqueada ayer por la noche por la mayoría absoluta de que dispone el partido del Gobierno, el islamista AKP.

El diario turco Hürriyet informa hoy de que los servicios de inteligencia turcos advirtieron hace 20 días de la posibilidad de un ataque terrorista por parte del Dáesh (Estado Islámico) en el aeropuerto Atatürk de Estambul, una alerta confirmada a Efe por un diputado del socialdemócrata CHP, el principal partido opositor. "Estoy seguro de la existencia de esa advertencia de la Inteligencia", indicó Ilhan Cihaner, diputado y antiguo fiscal del Estado.

En esa carta, dirigida a todas las altas instancias del Estado, se señalaba el riesgo de ataque por parte del Dáesh y los posibles objetivos, entre ellos el aeropuerto escenario del atentado del martes.

Con todo, Cihaner restó importancia a esa alerta y recordó que siempre después de un gran atentado se hace público la existencia de este tipo de advertencias.

Cihaner sí criticó hoy la actitud del AKP al negarse a abrir esa comisión de investigación pese a las sospechas de fallos de seguridad.

Ayer, al solicitar esa investigación, su partido recordó que el año pasado se produjeron 15 ataques con bomba en el que murieron 300 civiles y 2.000 resultaron heridos y acusó al Gobierno de dejar que los terroristas caminen libremente.

Cihaner criticó que ningún alto cargo haya dimitido nunca después de un atentado y que las únicas medidas de seguridad que se toman en prohibir a los medios difundir imágenes sobre los ataques. "Esos ataques no pueden evitarse censurando a los medios", denunció el diputado socialdemócrata.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, rechazó ya ayer que se hayan producido errores en los sistemas de vigilancia. "Los terroristas abrieron fuego sobre el personal de seguridad a la entrada una vez que no pudieron pasar los controles. Uno de ellos se hizo explotar fuera mientras que los otros dos se aprovecharon del pánico durante el tiroteo para entrar (en el aeropuerto) y se hicieron detonar", explicó el primer ministro. Yildirim sí reconoció que lo sucedido muestra la necesidad de aumentar más aún los sistemas de seguridad en los aeropuertos.

LOS 3 TERRORISTAS DEL AEROPUERTO PROCEDERÍAN DE UZBESKISTÁN, KIRGUIZISTÁN Y DAGESTÁN

Los tres terroristas que se inmolaron el martes en el aeropuerto de Atatürk en Estambul y causaron 43 muertos eran extranjeros y procedían de Uzbekistán, Kirguizistán y de la república rusa de Daguestán, asegura hoy el diario turco Hürriyet.

Poco antes, el mismo diario había identificado a uno de los tres como Osman Vadinov, checheno de nacionalidad rusa, pero ahora parece afianzarse la tesis de que no procedía de Chechenia sino de la vecina república autónoma de Daguestán.

Se pudo identificar a esta persona porque dejó su pasaporte en un domicilio en el céntrico barrio de Fatih en Estambul, que ha sido identificado como lugar de residencia o reunión de los terroristas que asaltaron el aeropuerto, asegura Hürriyet.

La vivienda había sido blindada con una doble puerta de acero y los supuestos terroristas, que la alquilaron hace unos tres meses, instalaron un sistema de aire acondicionado para no tener que abrir las ventanas nunca.

El pasaporte del ruso de Daguestán muestra que entró en Turquía hace aproximadamente un mes, señala Hürriyet.

Los otros dos kamikazes son ciudadanos de Uzbekistán y Kirguizistán, dos exrepúblicas soviéticas de Asia Central, pero no han trascendido más detalles sobre su identidad.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, dio ayer por seguro que el atentado era obra del Estado Islámico.

EL EMBAJADOR TURCO EN ESPAÑA PIDE COMBATIR DE FORMA "CONJUNTA" EL TERRORISMO PORQUE ES UN PROBLEMA "DE TODOS"

El embajador de Turquía en España, Ímer Ínhon, ha considerado que el terrorismo "no es un problema de un país" sino que lo es "de todos" y ha apostado por combatir "esta amenaza" de forma "conjunta". Así se ha pronunciado en declaraciones a los medios al ser preguntado por el atentado ocurrido el pasado martes en el aeropuerto internacional de Atatürk, en Estabul, y después de reunirse este jueves con el alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega.

En su intervención en la capital gallega, Ímer Ínhon ha asegurado que el objetivo del terrorismo es "dar miedo" y "cortar los contactos con la gente". "Lo mismo pasó en París, en Bruselas, en Africa, en Pakistán, el objetivo es el mismo y tenemos que estar unidos contra esta amenaza", ha apuntado.

Asimismo, preguntado por si esta problemática afectará a la economía turca, el embajador ha recordado que el país tiene "una economía muy fuerte" y, aunque "afectará al turismo", ha confiado en que este efecto "no sea a largo plazo" y pase "con el tiempo".

ESPAÑA TRASLADA SU PESÁME Y APOYO A LAS AUTORIDADES TURCAS

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha enviado una carta a su homólogo turco, Mevlut Casuvoglu, en la que le traslada su pésame por la muerte de 43 personas en el atentado del aeropuerto de Estambul y el apoyo de España en la lucha contra el terrorismo.

En la misiva, a la que ha tenido acceso Efe, el jefe de la diplomacia española condena de nuevo el triple ataque suicida y reitera el apoyo de España en la lucha contra la lacra del terrorismo, "un fenómeno que constituye una amenaza a los valores que unen a nuestros pueblos".

García-Margallo le pide al ministro turco de Exteriores que haga extensivas sus condolencias y sentimiento de solidaridad a las familias de los fallecidos por la "triste pérdida" y que traslade sus mejores deseos para una pronta y total recuperación de los heridos en ese mismo atentado.