Turquía amenaza con dejar de ser la "barrera" de los problemas de Europa

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

internacional

| 04.06.2016 - 18:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, cargó hoy duramente contra Alemania, y toda la Unión Europea (UE), por el reconocimiento del genocidio armenio y amenazó con dejar de ser una "barrera" a los problemas de Europa, en referencia al acuerdo para aceptar el envío de refugiados.

"Hago un llamamiento a Alemania y a toda Europa. O resolvemos los problemas en nuestra agenda de forma justa o Turquía no será una barrera frente a vuestros problemas y os dejará solos con ellos", advirtió el político islamista en un discurso retransmitido por televisión.

Turquía está reaccionando muy duramente a la aprobación el jueves por el Parlamento alemán de una resolución que califica de genocidio la matanza de cientos de miles de armenios por parte del Imperio otomano en 1915.

"Estamos hartos de que nos pongan más dificultades sobre los hombros. O resolvemos los problemas o seguiremos nuestro propio camino", dijo el jefe del Estado durante una intervención en un foro económico en Estambul.

Erdogan afirmó que su país no quiere "darle la espalda a Europa" y que hay cinco millones de ciudadanos de origen turco en la UE.

"Tan sólo queremos un trato justo", reclamó el dirigente conservador.

Erdogan dijo que la resolución del Bundestag alemán sobre el genocidio no tiene nada que ver con proteger a los armenios y que es sólo un "abuso".

El presidente dijo que de los 100.000 armenios que viven ahora en Turquía sólo la mitad tienen nacionalidad turca.

"Si tuviéramos esa sensibilidad (antiarmenia) ¿por qué deberíamos tener armenios que no son nuestros ciudadanos?", planteó.

"En este momento, ¿recibe Europa a los refugiados que están a sus puertas? Vemos lo que están haciendo. Pero Turquía acoge a tres millones de refugiados. Esa es la diferencia entre nosotros", declaró Erdogan.

El presidente dijo que su país, que sí reconoce que hubo matanzas de armenios, nunca admitirá que aquello se trató de un genocidio y argumentó que en el contexto de la I Guerra Mundial cuando el país "estaba rodeado" (de enemigos), se tuvieron que tomar "algunas medidas".

"Lo subrayo una vez más. No hay nada en nuestro pasado de lo que avergonzarse. Pero todos esos países que nos culpan del genocidio armenio tienen la sangre de millones de personas en sus manos", denunció.

Erdogan señaló que Alemania es el último país que debe hacer acusaciones sobre genocidio y que primero debería "redefinir el Holocausto".

En su resolución, el Parlamento alemán reconoce además la responsabilidad de Alemania, como aliado del Imperio otomano en la I Guerra Mundial, en el genocidio armenio.