El presidente interino de Túnez promete acometer "ruptura total con el pasado"

Túnez abre una investigación judicial a Ben Alí por la adquisición ilegal de bienes

Este miércoles se retrasa 2 horas el inicio del toque de queda al mejorar situación en Túnez

internacional

| 19.01.2011 - 10:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente interino de Túnez, Fued Mebaza, se comprometió hoy a llevar a cabo en el país "una ruptura total con el pasado", aseguró que se están realizando "profundas reformas" y elogió la "noble revuelta popular" que forzó la salida del país del anterior jefe del Estado, Zine el Abidine Ben Alí.

"El Estado está con vosotros, estamos reformando todo y la voluntad del pueblo está siendo respetada, también en el plano de las ideas", proclamó el presidente interino a los tunecinos en una declaración solemne retransmitida por la televisión estatal.

Mebaza recalcó que el Gobierno de unidad nacional, cuya composición ha levantado fuertes críticas entre la población, "es de transición hasta que haya elecciones democráticas que sirvan para consolidar un verdadero gobierno electo".

"Me comprometo a que el Gobierno de transición conduzca una ruptura total con el pasado", afirmó.

Asimismo, prometió "desplegar todos los esfuerzos" para que el país resuelva la crisis actual y para que se cumplan "todas las aspiraciones legítimas" del levantamiento popular, que calificó de "revolución de la dignidad y la libertad".

Se trata de la primera aparición pública del presidente interino, que asumió el cargo el pasado sábado como marcaba la Constitución del país, tras el vacío de poder dejado por la huida de Ben Alí la víspera.

Por otra parte, las fuerzas policiales tunecinas han permitido este miércoles una concentración de cerca de un millar de personas en el centro de Túnez, que reclaman la disolución del partido en el poder RCD y la salida de los ministros de esta formación del Gobierno de transición.

Al contrario de lo que sucedió el martes, cuando los agentes antidisturbios cargaron con dureza contra decenas de manifestantes, un fuerte dispositivo policial toleró hoy la concentración, aunque impidió que los manifestantes marcharan hacia la sede de la Agrupación Constitucional Democrática (RCD), tal como pretendían.

Centenares de agentes antidisturbios formaron un gran cordón policial a todo lo ancho de la popular avenida Habib Burguiba para impedir que la protesta avanzará por lo que los manifestantes permanecen en estos momentos concentrados en el medio de la principal arteria del país.

"No nos moveremos hasta que se vaya el partido de los mafiosos", "El RCD es un cáncer para el país, que hay que extirpar", claman los participantes, entre los que se encuentran sindicalistas, jóvenes estudiantes, trabajadores y tunecinos de los más diversos sectores sociales.

"Esto no es sólo un partido, aquí está la sociedad tunecina que acabó con Ben Alí, no podemos permitir que los implicados en los grandes casos de corrupción sigan dirigiendo el país al frente de los mayores ministerios", dijo Ahmed Buzali, un trabajador ferroviario de 58 años.

Los manifestantes entonan también el himno nacional y algunos se emocionan y expresan su alegría por poder expresar sus opiniones en público, algo impensable hace tan sólo una semana.

PRIMERA MANIFESTACIÓN NO REPRIMIDA

Se trata de la primera manifestación en la capital que no es reprimida por la Policía desde la huida del presidente depuesto, Zine el Abidine Ben Alí el pasado viernes.

Muchos agentes comentaban que habían recibido órdenes de no emplear la violencia contra los manifestantes. "Varios cargos del nuevo Gobierno estaban muy vinculados al régimen y eran amigos de Ben Alí, como el ministro de Exteriores, (Kamel Morjani), que es además su primo", afirmó, Mohamed Sinun, un profesor de enseñanza media. "No podemos deshonrar a las víctimas de la represión y tenemos que seguir luchando para dejar a nuestros hijos un país mucho mejor del que hemos vivido desde la independencia", añadió el profesor.

En otras regiones del país como en Sfax, en el este, Kaiserín, en el centro oeste o en Gafsa miles de personas volvieron a manifestarse hoy igualmente para pedir la disolución del RCD, el partido que ocupó todos los resortes del poder con Ben Alí y que cuenta con más de dos millones de afiliados. Las fuerzas policiales tampoco han cargado hasta el momento contra los manifestantes en el resto del país, según diversos habitantes de esas zonas.

SUIZA BLOQUEA LOS FONDOS DEL EX PRESIDENTE DE TÚNEZ Y SU FAMILIA

Por otra parte, el Gobierno suizo anunció este miércoles que ha decidido bloquear los fondos depositados en bancos del país alpino por el expresidente de Túnez Zin Abidine Ben Alí y sus familiares.

El Consejo Federal (gobierno colegiado) lo comunicó hoy en una conferencia de prensa en Berna, después de que tras la huida de Ben Ali de Túnez la semana pasada se hubieran multiplicado los llamamientos para dar este paso.

Suiza también ha decidido bloquear los haberes bancarios del presidente saliente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, quien se niega a abandonar el poder tras haber perdido las elecciones.

Además, la Justicia de Túnez ha abierto una investigación por "adquisición ilegal de bienes" y por "depósitos financieros ilícitos en el extranjero" contra el expresidente Zine el Abidine Ben Alí y su familia, según anunció la agencia oficial tunecina