Trump y Putin acuerdan una tregua en el suroeste de Siria a partir del domingo

Los dos líderes se han comprometido a asegurar que "todas las partes" implicadas en el conflicto respetan el alto el fuego

Putin destaca que sólo de forma personal se pueden abordar ciertas cuestiones críticas

Trump: La conversación fue "muy bien" y espero "muchas cosas muy positivas"

Putin "encantado", se mostró esperanzado de que de este encuentro salgan "resultados" y

internacional

| 07.07.2017 - 17:02 h
REDACCIÓN

Los presidentes de EEUU y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, acordaron este viernes en una reunión en el marco del G20 una tregua en el suroeste de Siria que entrará en vigor a mediodía, hora local, del domingo 9 de julio. Según informó el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en una comparecencia en Hamburgo, donde se celebra la cumbre del G20, los dos líderes se han comprometido además a asegurar que "todas las partes" implicadas en el conflicto respetan el alto el fuego.

Trump y Putin se entrevistaron hoy por primera vez cara a cara y su reunión paralela a la cumbre del G20 de Hamburgo (Alemania) duró unas dos horas y cuarto, según fuentes de ambas delegaciones.

Poco después del inicio de la reunión se permitió el acceso a los medios a la sala del encuentro y ambos líderes se mostraron satisfechos por este primer cara a cara y optimistas con respecto a sus potenciales resultados.

Trump aseguró que era un "honor" reunirse con el presidente ruso y Putin dijo sentirse "encantado" de entrevistarse por fin en persona con su homólogo estadounidense.

La conversación entre ambos fue "muy bien", según Trump, que confió en que sucedan "muchas cosas muy positivas" para EEUU, Rusia y todo el mundo a raíz de esta reunión, y que se mantengan las líneas de comunicación.

Putin, por su parte, se mostró esperanzado de que de este encuentro salgan "resultados" y destacó que sólo de forma personal se pueden abordar ciertas cuestiones críticas.

Luego, Trump y Putin se estrecharon la mano por unos segundos antes las cámaras en un apretón neutro, firme pero breve, muy diferente a otros del presidente estadounidense que han dado lugar a multitud de comentarios.

Sus declaraciones a los medios se produjeron dentro de la sala donde tuvo lugar la bilateral, con ambos sentados en sendos sofás blancos, separados por una mesa con unas flores, y con la presencia tan sólo en la estancia de dos traductores, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson.

Esta pausa para la prensa tuvo lugar sobre las 16.15 hora local (14.15 GMT), entre las dos partes del encuentro que mantuvieron los dos líderes.

Los dos líderes ya se habían saludado brevemente, con un apretón de manos y un intercambio de saludos, poco antes de que comenzase la primera sesión de trabajo con todos los jefes de Estado y Gobierno del G20.

Ante la mirada del primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ambos presidentes se saludaron y, posteriormente, Trump le dio una palmada amistosa en la espalda a Putin.

Aunque ni Moscú ni Washington han difundido una agenda formal del encuentro, los expertos coinciden en que Trump y Putin hablarán principalmente de la guerra en Siria, el conflicto en Ucrania y la lucha contra el terrorismo internacional.

Un periodista le preguntó a Trump por la posible interferencia rusa en las elecciones pero el presidente de EEUU, con las manos cruzadas, ignoró la cuestión.