EEUU elige sin sobresaltos, pero con filas, entre Clinton y Trump

Cerca de 227 millones de estadounidenses están llamados a las urnas

La candidata demócrata vence ligeramente en todas las encuestas

Trump y Clinton votan en Nueva York y confian en su victoria

internacional

| 08.11.2016 - 09:23 h
REDACCIÓN

Los estadounidenses comenzaron hoy a votar con la apertura de los primeros colegios antes del amanecer y, pese a que hubo largas filas en algunos centros, la jornada ha transcurrido sin sobresaltos para elegir entre la opción demócrata, que representa Hillary Clinton, y la del republicano Donald Trump.

Los más madrugadores fueron los votantes de las aldeas de Dixville Notch, Millsfield y Hart's Location, en el estado de Nuevo Hampshire, en la costa este, donde comienzan a votar a medianoche, con lo que fueron los primeros en anunciar sus resultados al país.

Trump se impuso en esas tres localidades, ubicadas en un estado considerado bisagra este año, por 32 votos frente a los 25 que obtuvo Clinton.

Antes que las aldeas de Nuevo Hampshire, votó el territorio pacífico de la isla de Guam, donde se impuso Clinton con casi el 72 % de las papeletas, pero ese territorio no aporta ningún voto electoral al sistema que decide al presidente.

Pese a ello, los electores de Guam han acertado desde 1980 con el vencedor final de los comicios presidenciales.

El resto de la costa este (a excepción de Vermont, que comenzó a votar a las 05.00 de la mañana) abrió los centros de votación a las 06.00 de la mañana y en menos de una hora ya empezaron las filas y las esperas en algunos colegios.

En Carolina del Norte y Pensilvania, dos estados vitales para Trump, que llega ligeramente por detrás de Clinton en las encuestas, se registraron largas esperas a las puertas de los colegios electorales a primera hora.

En una localidad del norte de Virginia, residentes consultados por Efe indicaron que la mayoría de los vecinos ya habían votado por adelantado y solo algunos habían ido a los colegios con personas mayores, que preferían esperar.

En Rosslyn (Virginia), los vecinos comenzaron a acudir a las urnas, habilitadas en un parque de bomberos, para llenar la papeleta, que como en la mayor parte del país se imprime en papel y posteriormente se escanea para ser procesada digitalmente.

En Estados Unidos, por tradición, las elecciones se celebran los martes no festivos, por lo que los estadounidenses suelen elegir las horas previas a la entrada al trabajo, media mañana o ya por la tarde para depositar su voto.

Los candidatos presidenciales madrugaron también para depositar su papeleta, ambos en el estado de Nueva York, donde residen.

La aspirante demócrata, Hillary Clinton, voto a las 08.00 de la mañana en Chappaqua, en el condado de Westchester, donde fijó su residencia para poder optar a un escaño de senadora por Nueva York, con un mandato que mantuvo entre 2001 y 2009.

Clinton, que aseguró que confía en ganar y acudió a su colegio electoral con su marido, el expresidente Bill Clinton, se vio rodeada de flashes, cámaras y curiosos.

"Hay mucha gente involucrada en esto y hay una gran responsabilidad en juego", agregó la candidata presidencial demócrata después de depositar su voto.

Trump salió de su Trump Tower, en plena Quinta Avenida, sobre las 10.30 de la mañana para votar en un colegio cercano en la isla de Manhattan junto con su esposa, Melania, y su hija Ivanka.

"Todo pinta bien, las cosas están saliendo muy bien", afirmó Trump en unas breves declaraciones a los periodistas que se encontraban en el interior del centro de votación antes de depositar su voto.

Eric Trump, uno de los hijos del magnate neoyorquino, pudo haber violado una ley estatal de Nueva York que prohíbe hacer fotos a las papeletas electorales, al publicar en su cuenta de Twitter una imagen -que luego borró- del voto que emitió por su padre.

En general, las votaciones se desarrollan sin sobresaltos, después de que 42 millones estadounidense ya hayan depositado su papeleta por adelantado, por debajo de los 46 millones que lo hicieron en 2012.

No obstante, en el estado clave de Florida, uno de los que decidirá al sucesor del presidente Barack Obama, votaron por anticipado 6,4 millones de personas, dos millones más que en 2012 y con una gran afluencia de hispanos, que según las encuestas se inclinan por Clinton.

Los colegios electorales comenzarán a cerrar a las 18.00 en la costa este (23.00 GMT), aunque habrá que esperar a las 19.00, cuando cierran estados completos, para que los medios locales adelanten resultados de encuestas a pie de urna para posteriormente divulgar los primeros recuentos estatales.

Los datos de Indiana, Florida, Georgia, Nuevo Hampshire, Carolina del Sur, Virginia o Vermont serán los primeros en salir a la luz, proveyendo las primeras indicaciones sobre la tendencia del voto en estados de gran importancia estratégica.

A las 21.00 de la noche, con el cierre de colegios en la costa este, gran parte del Medio Oeste y del Sur, podrían adelantarse las primeras proyecciones de victoria y sería más claro si Clinton o Trump serán el 45º presidente de los Estados Unidos de América.