Trump revertiría la apertura de EEUU a Cuba si no se adoptan libertades en la isla

internacional

| 17.09.2016 - 11:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, prometió hoy en un mitin en Miami que si resulta elegido revertiría la apertura de Estados Unidos hacia Cuba a menos que se produzcan "libertades religiosas y políticas" en la isla.

Durante un discurso ofrecido en el auditorio James L. Knight Center, en el centro de esta ciudad del sur de Florida, el magnate aseguró que se alinearía "con la gente cubana en su pelea contra la opresión comunista".

"Todas esas concesiones que Barack Obama ha dado al régimen de (Raúl) Castro fueron hechas a través de órdenes ejecutivas, lo que significa que el siguiente presidente puede revertirlas, y eso es lo que voy a hacer a menos que el régimen de los Castro escuche nuestras demandas", afirmó Trump.

"Esas demandas incluirán libertad religiosa y política para la gente de Cuba", agregó Trump en Miami, que alberga una numerosa comunidad cubana y en donde se ha asentado el exilio político proveniente de la isla.

Las palabras del aspirante a la Casa Blanca representan un giro al apoyo que ha dado a lo largo de la campaña electoral al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, que se inició con el anuncio simultáneo en diciembre de 2014 por parte de Obama y Castro de llegar a un acercamiento tras más de 50 años de carencia de vínculos.

Durante su discurso en Miami, Trump aseguró que en su primer día de Gobierno va a ordenar "una revisión de todas las regulaciones hechas en los últimos diez años" y que pedirá al Congreso propuestas de leyes que rechacen las normas de Obama "que han sido un desastre".

El magnate, que horas antes mantuvo un "gran encuentro" con miembros de la comunidad de haitianos en la ciudad, se dirigió a los afroamericanos y les preguntó: "¿Qué tienen que perder? Voy a arreglarlo, no puede ir peor".

Trump condensó sus propuestas en materia económica con promesas de más trabajo para la población, incluidos los hispanos.

"Mi agenda económica se puede resumir en tres palabras, y creo que les va a gustar a estas palabras: Trabajo, trabajo, trabajo", afirmó.

Al referirse a su rival en la carrera presidencial, la demócrata Hillary Clinton, dijo que es "totalmente inadecuada" para el cargo, y advirtió a sus seguidores de que busca "destruir la segunda enmienda", que otorga a los estadounidenses el derecho a poseer y portar armas.

"Quiere destruir la segunda enmienda. Armas, armas, armas. Creo que sus guardaespaldas deberían soltar todas sus armas, creo que deberían quedar desarmados", manifestó el magnate inmobiliario, palabras que desataron los aplausos y gritos de sus seguidores.

Durante su discurso, en el que no faltó su consabida promesa de construir un muro que asegura pagará México en la frontera sur, un grupo de opositores fue retirado del recinto sin mayores incidentes.

Minutos antes de que comenzara su alocución, unas 50 personas se apostaron frente al James L. Knight Center para expresar su rechazo al magnate inmobiliario y pedirle que haga pública su declaración de impuestos, como han hecho desde décadas atrás todos los candidatos presidenciales y que hasta ahora él no ha cumplido con la tradición.

"Los indocumentados contribuyen con millones de dólares anuales en impuestos y él esta ocultando algo", declaró a Efe la activista Ruth Moreno, participante en la protesta.

"Miami es una ciudad diversa, y cuando ofende a alguno de nuestros hermanos, sea mexicanos o no, está ofendiendo a los latinos. No es bienvenido por su mensaje de racismo y odio", agregó la dominicana.

Horas antes de su acto de campaña en el centro de Miami, Trump sostuvo un encuentro con miembros de la comunidad haitiana en el Centro Cultural de Little Haiti, en el barrio del mismo nombre.

MICHELLE OBAMA HACE CAMPAÑA A FAVOR DE HILLARY CLINTON

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, ha hecho este viernes su primera aparición oficial en la campaña electoral a favor de la aspirante demócrata, Hillary Clinton, en un acto en el que se "arremangó" para captar y convencer al voto joven de que "no es tiempo para desfallecer".

Ante cientos de estudiantes de la Universidad George Mason (Virginia), la primera dama ha hecho gala una vez más de su gran habilidad para conectar con el público, y ha apelado a los más jóvenes "no solo a venir a un mitin para hacerse un 'selfie', sino a salir y registrar votantes".

"Voy a trabajar muy duro para lograr que Hillary Clinton sea elegida. Necesito vuestra ayuda, pero tenéis que arremangaros. ¿Estáis listos?", ha jaleado Obama a los estudiantes para que no solo acudan a las urnas en noviembre, sino que se movilicen en sus comunidades para aumentar la participación.

La primera dama ha recordado que Virginia es uno de los estados clave en los comicios presidenciales y ha insistido en que las pasadas elecciones, cuando su marido fue reelegido, el margen de victoria en los estados que se granjeó fue de apenas unas cuantas papeletas.

"Las elecciones no son sólo sobre quién vota, sino también sobre quién no vota", ha advirtido a los más jóvenes, quienes suelen registrar los índices más bajos de participación.

Por eso, ha dicho, es tan importante que "os pongáis a trabajar con el corazón" y lograr que Clinton sea finalmente elegida.

"La elección que hagáis el 8 de noviembre determinará si podéis pagar o no la matrícula universitaria. (...) Tenéis que llegar a todos los que conozcáis, vuestra familia, vuestros amigos, y lograr que se registren. No salgáis de este edificio sin hacerlo", ha pedido a los estudiantes.

Obama ha dicho estar "en desacuerdo" con aquellos que se muestran desilusionados ante las perspectivas políticas del país, y ha animado a los jóvenes a "no escuchar el ruido" de la campaña electoral, viciado por la retórica dañina del aspirante republicano Donald Trump, y valorar lo que puede ofrecer al país la ex secretaria de Estado.

"Ella me inspira. Me inspira su vida y su carrera dedicadas al servicio público", ha aseverado la primera dama, quien convencida ha reiterado que ni su marido, Barack Obama, ni el de la aspirante demócrata, Bill Clinton, estuvieron tan preparados como ella para ocupar el cargo.

"Y sucede que es una mujer", ha rematado ovacionada por el público.

"Hillary tiene la capacidad de resiliencia que se necesita para hacer este trabajo, y cuando la derriban, siempre consigue levantarse", ha agregado.