Trump: "Kim Jong-un ha faltado al respeto a China con su nueva prueba de misiles"

Corea del Norte realiza una nueva prueba de misiles fallida

internacional

| 29.04.2017 - 10:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El presidente de EE.UU., Donald Trump, consideró hoy que, con su nuevo ensayo de misil balístico, el líder norcoreano, Kim Jong-un, faltó al respeto a China.

"Corea del Norte no respetó los deseos de China ni de su muy respetado presidente (Xi Jinping) cuando lanzó hoy, aunque sin éxito, un misil. ¡Mal!", dijo Trump en un mensaje en Twitter.

Pyongyang realizó este sábado una nueva prueba de un misil balístico que aparentemente explotó minutos después de su lanzamiento, según fuentes militares surcoreanas y de EE.UU.

Washington ha pedido a China ayuda para devolver a Pyongyang a una mesa de negociación sin descartar una acción militar.

A principios de mes, Pekín pidió prudencia a todas las partes tras otro lanzamiento de misil balístico por parte de Corea del Norte.

La nueva prueba de misiles se produce en un momento de alta tensión entre el régimen de Kim Jong-un y EEUU precisamente por los continuos lanzamientos de misiles de Pyongyang y la movilización de un portaaviones nuclear a la región por parte de Washington.

El pasado 16 de abril Corea del Norte realizó otro ensayo fallido de un misil en coincidencia con las celebraciones del 105 aniversario del nacimiento del fundador del país, Kim Jong-un, y la visita a Seúl del vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

El régimen de Pyongyang no informó en esa ocasión del lanzamiento, como es habitual cuando los ensayos no resultan exitosos.

Con motivo de las festividades para celebrar el aniversario del "presidente eterno", Corea del Norte organizó el pasado 15 abril un desfile militar en el que mostró su arsenal de misiles y lo que parecía ser un nuevo proyectil balístico intercontinental.

Después de otro lanzamiento fallido de un misil balístico el 5 de abril, Washington -que ha insinuado en las últimas semanas haber estudiado un hipotético ataque preventivo contra Pyongyang- respondió con el envío a la península coreana de un portaaviones nuclear, lo que ha disparado a niveles máximos la tensión en la zona