Trump: "Europa debería defenderse sola si no asume más costes en la OTAN"

"Nuestros aliados no están pagando la parte justa"

"Solo cuatro de los 28 países miembros están gastando el 2% de su PIB en Defensa"

Promete que Estado Islámico desaparecerá "rápidamente" si llega a la Presidencia

Donald Trump

internacional

| 27.04.2016 - 19:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Donald Trump, favorito en la carrera republicana a la Presidencia de EEUU, aseguró que si llega al poder en enero dejará claro a los países europeos que deberán defenderse solos si no asumen más costes en la OTAN y comunicará el mismo mensaje a los aliados estadounidenses en Asia.

"Tras ser elegido presidente, convocaré una cumbre con nuestros aliados de la OTAN, y otra por separado con nuestros aliados asiáticos", afirmó Trump en un discurso en Washington sobre sus ideas en política exterior.

"Nuestros aliados no están pagando la parte justa" que les correspondería por su propia defensa, argumentó el magnate, y eso se debe a que consideran a Estados Unidos "débil y clemente". En la OTAN, continuó, "solo cuatro de los otros 28 países miembros, sin contar a Estados Unidos, están gastando el mínimo requerido en defensa, el 2% de su PIB (producto interior bruto)".

"Nos hemos gastado billones de dólares en aviones, misiles, barcos, equipos, en construir nuestro Ejército para proporcionar una fuerte defensa para Europa y Asia", subrayó. "Los países a los que estamos defendiendo deben pagar el coste de esta defensa, y si no, Estados Unidos debe estar preparado para dejar que esos países se defiendan solos", agregó.

Trump ya había hablado de sus ideas sobre la OTAN, al tacharla en marzo de "obsoleta" y abogar por una reducción notable del papel estadounidense en esa alianza transatlántica por considerar que le está "costando una fortuna" a EEUU.

Además, en una entrevista hace un mes, Trump se mostró abierto a permitir que Japón y Corea del Sur tuvieran su propio arsenal militar y evitar así que dependiesen del paraguas nuclear de Estados Unidos para defenderse de Corea del Norte, unos comentarios que le generaron críticas incluso del presidente de EEUU, Barack Obama.

En las cumbres que Trump convocaría nada más llegar al poder, "no solo se hablará de un reequilibrio de los compromisos financieros, sino que también se estudiará cómo se pueden adoptar nuevas estrategias para abordar los retos comunes", adelantó el magnate.

"Por ejemplo, conversaremos sobre cómo podemos actualizar la misión y la estructura anticuadas de la OTAN, surgida de la Guerra Fría, para afrontar nuestros retos compartidos, incluida la migración y el terrorismo islámico", añadió.

DICE QUE ECON EL EN LA PRESIDENCIA, ESTADO ISLÁMICO DESAPARECERÍA RÁPIDAMENTE

Donald Trump además aseguró que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) desaparecerá "rápidamente" si él llega a la Presidencia de EEUU el próximo enero. "Tengo un mensaje simple para el Estado Islámico. Sus días están contados. No les diré dónde y no les diré cuándo.

Como nación, tenemos que ser más impredecibles, ahora somos totalmente predecibles", dijo Trump en un discurso pronunciado en Washington sobre las bases de su política exterior si llega a la Casa Blanca. "Si soy elegido presidente, el Estado Islámico desaparecerá, y desaparecerá muy rápidamente", agregó el magnate inmobiliario.

Trump dedicó buena parte de su discurso a criticar la política exterior del presidente estadounidense, Barack Obama, cuyo legado en el mundo, ha su juicio, ha sido de "debilidad, confusión y caos". "Hemos hecho que Oriente Medio sea más inestable y caótico que nunca antes", y se le ha dado al Estado Islámico "el espacio que necesitaba para crecer y prosperar", afirmó Trump.

"Todo eso comenzó con la peligrosa idea de que podíamos convertir en democracias occidentales a países que no tenían experiencia ni interés en convertirse en una democracia occidental", agregó en aparente referencia al respaldo estadounidense a las primaveras árabes. El objetivo en Oriente Medio de un Gobierno presidido por Trump sería, dijo, "derrotar a los terroristas y promover la estabilidad regional, no los cambios radicales".

El magnate quiso dejar claro que el principio que articulará esa política será "EEUU primero", que significa que "ningún ciudadano estadounidense volverá a sentir que sus necesidades van después de las de los ciudadanos de países extranjeros". "Miraré al mundo desde la clara lente de los intereses estadounidenses", aseguró el aspirante republicano.