Trump dice que la relación de EEUU con Reino Unido es "más fuerte que nunca"

Theresa May asegura que Trump apoya a la OTAN "al 100%"

May y Trump coinciden en mantener las sanciones contra Rusia

Trump dejará que su secretario de Defensa decida sobre la tortura

internacional

| 27.01.2017 - Actualizado: 22:22 h
REDACCIÓN

El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró que la relación de su país con el Reino Unido es "más fuerte que nunca" gracias en parte a su afinidad con la primera ministra británica, Theresa May. En una conferencia de prensa tras reunirse en la Casa Blanca con Trump, May confirmó además que el presidente estadounidense ha aceptado una invitación de la reina Isabel II para visitar el Reino Unido en un futuro próximo.

La primera ministra británica, Theresa May, felicitó hoy al presidente estadounidense Donald Trump por "una asombrosa victoria electoral" y señaló que ambos países "están unidos en nuestro reconocimiento de la OTAN". Ambos comparecieron en una rueda de prensa conjunta con motivo de la visita a Washington de May, primer líder extranjero que recibe Trump en la Casa Blanca desde su toma de posesión el pasado 20 de enero.

MAY ASEGURA QUE TRUMP APOYA A LA OTAN "AL 100%"

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró después de reunirse en la Casa Blanca con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que éste apoya a la OTAN "al 100%" pese a las numerosas críticas que ha emitido sobre la alianza transatlántica.

"Señor presidente, creo que usted me ha dicho que respalda a la OTAN al 100%", dijo May en una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca.

COINCIDEN EN MANTENER LAS SANCIONES A RUSIA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que aún es "pronto" para hablar sobre la posibilidad de que su país levante las sanciones a Rusia, mientras que la primera ministra británica, Theresa May, consideró que las sanciones económicas a Moscú "deben continuar".

"Es demasiado pronto para hablar de eso", afirmó Trump durante una rueda de prensa conjunta con la primera ministra británica, en la primera visita oficial que recibe el mandatario en la Casa Blanca.

Este sábado está previsto que se produzca la primera conversación oficial entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y Trump desde que el mandatario estadounidense tomara posesión de su cargo el pasado 20 de enero.

"No le conozco personalmente, pero espero que tengamos una fantástica relación", afirmó Trump sobre Putin, y aseguró que quiere colaborar con Moscú en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico en Siria e Irak.

Por su parte, May apuntó que "las sanciones a Rusia deben continuar" y agregó: "Seguiremos manteniendo esa posición dentro de la Unión Europea", bloque del que, sin embargo, el Reino Unido tiene previsto salir antes de finales de 2019 tras la victoria del "brexit" en el referéndum del año pasado.

Pese a coincidir con May hoy en que las sanciones económicas contra Rusia deben proseguir, el presidente estadounidense ha señalado en varias ocasiones que consideraría retirarlas si Moscú colabora con Washington.

Estados Unidos y la Unión Europea impusieron sanciones económicas en 2014 a Moscú, que se han reforzado en sucesivas rondas, por anexionarse la península de Crimea y respaldar a los separatistas prorrusos del este de Ucrania en el conflicto civil de ese país.

TORTURA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que, aunque él defiende el uso de la tortura en los interrogatorios a los sospechosos de terrorismo, dejará que su secretario de Defensa, quien se opone a esa táctica, tome la decisión sobre si retomarla o no.

"Él (el general James Mattis) ha dicho públicamente que no cree necesariamente en la tortura y la asfixia simulada ('waterboarding')", dijo Trump en una conferencia de prensa conjunta con la primera ministra británica, Theresa May.

"Yo no estoy necesariamente de acuerdo, pero su opinión tendrá prioridad (sobre la mía) porque voy a darle ese poder. Él es un experto, un general de generales, y me voy a apoyar en él", agregó. "Vamos a ganar (en la lucha antiterrorista) con o sin (tortura)", consideró el nuevo mandatario.

Trump aseguró esta semana, en una entrevista televisiva, que cree "rotundamente" que las torturas utilizadas por el Gobierno de George W. Bush (2001-2009) en la lucha contra el terrorismo "funcionan".

También afirmó, en la misma entrevista, que "personas en lo más alto de la cúpula de inteligencia" le han asegurado que la tortura funciona, y abogó por combatir "fuego con fuego" para hacer frente a los yihadistas del Estado Islámico (EI).

Mattis y el nuevo director de la CIA, Mike Pompeo, expresaron durante sus audiencias de confirmación de sus respectivos cargos el rechazo al uso de la tortura para extraer información de los sospechosos de terrorismo.

El "ahogamiento simulado", la privación de sueño, el uso de perros agresivos, los gritos, los golpes o la humillación fueron algunas de las técnicas de "interrogatorios forzados" instauradas tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra EEUU por el Gobierno de Bush.

El expresidente Barack Obama firmó órdenes ejecutivas al llegar a la Casa Blanca en 2009 para poner fin a esas prácticas, mientras que el Senado legisló en contra de esos métodos en 2015.