Trump culpa a Delta y a los manifestantes de problemas en aeropuertos por su veto

Más de 100 diplomáticos de EEUU protestan contra el veto migratorio de Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, adelantó hoy que tiene previsto declarar una "emergencia nacional" por la adicción a los opiáceos en el país, donde 91 estadounidenses mueren al día por ese problema.

internacional

| 30.01.2017 - 20:16 h
REDACCIÓN

El presidente de EEUU, Donald Trump, culpó de los problemas en varios aeropuertos a raíz de su veto temporal a la entrada al país de personas de siete naciones de mayoría musulmana a un apagón informático de la aerolínea Delta y a los manifestantes en rechazo de esa medida. "Solamente 109 personas de 325.000 fueron detenidas y recluidas para ser interrogadas", enfatizó Trump a través de su cuenta personal de Twitter.

Los "grandes problemas en los aeropuertos fueron causados por un apagón informático de Delta, los manifestantes y las lágrimas del senador (Chuck) Schumer" continuó el mandatario.

El veto decretado por Trump el viernes, que suspende durante 90 días la concesión de visados a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana con historial terrorista (Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán), provocó durante el fin de semana caos e indignación en medio mundo, así como protestas en varios aeropuertos de EEUU.

Sobre el apagón de Delta mencionado por Trump, la aerolínea tuvo problemas con su sistema informático a última hora del domingo, lo que causó la demora y cancelación de al menos 250 vuelos.

En cuanto a Schumer, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Trump aludió en su tuit a una comparecencia que hizo el legislador el domingo, casi entre lágrimas, para prometer que hará todo lo posible para tratar de "anular" la "mezquina" orden ejecutiva del mandatario.

En su cadena de tuits, Trump insistió en que su secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, dijo que "todo va bien con muy pocos problemas". "No hay nada agradable en la búsqueda de terroristas antes de que puedan entrar a nuestro país. Eso fue una gran parte de mi campaña. ¡Estudien el mundo!", declaró Trump.

A través de un comunicado emitido por la Casa Blanca, el mandatario insistió en que la medida anunciada el viernes no es una "prohibición contra los musulmanes", pues hay "más de 40 países" en el mundo similares a los vetados que no se han visto afectados. "Para ser claro, esto no es una prohibición contra los musulmanes, como los medios han informado de manera falsa", afirmó Trump.

PROTESTA DIPLOMATICOS

Más de 100 diplomáticos estadounidenses han firmado un documento interno en el que protestan contra el veto temporal a la entrada al país de personas de siete naciones de mayoría musulmana, por considerar que será contraproducente en la lucha contra el terrorismo.

En el documento, filtrado hoy a la prensa, numerosos funcionarios del servicio exterior expresan su oposición a la parte del decreto firmado este viernes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que prohíbe durante 90 días la entrada al país a los ciudadanos de Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán.

"Esta prohibición, que solo puede levantarse bajo condiciones que a los países les resultará difícil o imposible cumplir, no alcanzará su objetivo señalado de proteger al pueblo estadounidense de ataques terroristas de ciudadanos extranjeros que ingresen en Estados Unidos", advierten los firmantes del documento.

"Además, esa política va en contra de importantes valores estadounidenses como la no discriminación, el juego limpio y la bienvenida a los visitantes extranjeros y los inmigrantes", añaden. El texto, que según el diario The Wall Street Journal ya ha recibido más de 100 firmas, seguía hoy circulando por el Departamento de Estado para recibir nuevos apoyos antes de ser remitido al llamado "canal de discrepancias" de la agencia.