Trump anuncia que retirará a Estados Unidos del TPP

Australia, China y otros países signatarios defienden la viabilidad del Acuerdo Transpacífico

El presidente electo quiere eliminar restricciones en el desarrollo energético y permitirá la técnica de la fractura hidráulica o "fracking"

Trump asegura también que revisará todos los programas de visados

internacional

| 22.11.2016 - 12:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado su intención de retirar a su país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que calificó como un "desastre potencial" para sus intereses nacionales.

Trump, que durante la campaña electoral ya había expresado su oposición a este tratado, dijo que cuando asuma la Casa Blanca, en enero próximo, buscará negociar "tratados comerciales bilaterales justos" que generen empleos para su país.

CHINA , AUSTRALIA Y LOS PAÍSES QUE CREEN EN SU VIGENCIA

El anuncio de Trump ha sido replicado enseguida por otros países firmantes del acuerdo que creen en su vigencia. Australia se ha unido a los países que mantienen su apuesta por la viabilidad del Acuerdo Transpacífico (TPP, sigla en inglés), tras el anuncio del presidente electo de Estados Unidos.

El primer ministro australiano, el liberal Malcolm Turnbull, señaló que el TTP es un "importante compromiso estratégico" para los países firmantes y destacó los beneficios que en particular ofrece a Australia. "Desde el punto de vista de Australia, está claro que obtener un acceso mayor para las exportaciones australianas a esos grandes mercados es manifiestamente de nuestro interés", dijo Turnbull .

El Gobierno chino mostró su apoyo a una mayor integración económica en la región Asia-Pacífico, tras el anuncio del presidente del presidente electo de EEUU, Donald Trump, de retirar a su país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

"Estamos abiertos a todos los acuerdos que son positivos para la integración, la facilitación del comercio y la paz y la prosperidad en Asia-Pacífico", dijo Geng Suang, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, en una rueda de prensa en Pekín.

El portavoz chino recordó que, en la reciente cumbre de Lima del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), los líderes de esa agrupación acordaron "profundizar la integración económica y oponerse al proteccionismo comercial", un mensaje que calificó como "positivo para el desarrollo económico".

No obstante, el Gobierno de Japón considera que el Acuerdo "no tiene sentido sin Estados Unidos. El equilibrio fundamental de ventajas (comerciales) se vendría abajo, y renegociarlo de la misma manera resulta imposible", dijo hoy en rueda de prensa el ministro portavoz del Ejecutivo japonés, Yoshihide Suga, en palabras recogidas por la agencia Kyodo.

INICIATIVA IMPULSADA POR BARAK OBAMA

El TPP, una iniciativa que ha sido impulsada por el presidente Barack Obama, no ha sido ratificado todavía por el Congreso de Estados Unidos, donde ha encontrado una fuerte oposición de parte de los legisladores de la mayoría republicana.

El presidente electo dio cuenta de su decisión en un vídeo de dos minutos y medio que fue anunciado horas antes y que recoge algunas de las medidas que dará a conocer cuando asuma la presidencia, el próximo 20 de enero.

"Voy a emitir una notificación de intenciones para retirar a EEUU del TPP, un desastre potencial para nuestro país", afirmó el futuro gobernante. A cambio, agregó, impulsará tratados bilaterales que permitan generar empleos que se han perdido por acuerdos comerciales pasados.

El TPP, que fue acordado el 4 de febrero pasado después de seis años de negociaciones, está suscrito por doce naciones, incluidas Estados Unidos, Australia, Canadá, Chile, México y Perú. Está considerado como un acuerdo comercial de la Cuenca del Pacífico que, entre otros objetivos, busca contrarrestar la expansión comercial de China, una de las naciones excluidas de esta iniciativa.

El TPP prevé un periodo de dos años para su ratificación por los parlamentos de los países miembros, pero para su entrada en vigor es necesario que los firmantes representen al menos el 85 % del PIB del bloque. La retirada de Estados Unidos de esta iniciativa representa un serio tropiezo para la puesta en vigor del tratado.

En su mensaje, Trump dijo que ha pedido al equipo de transición que fije una serie de acciones ejecutivas que serán desarrolladas "desde el primer día" de su mandato y que buscarán "restablecer las leyes y recuperar puestos de trabajo".

APOYO AL "FRACKING" EN LOS YACIMIENTOS DE GAS

Entre ellas mencionó también su intención de eliminar restricciones en el desarrollo energético, incluyendo las que afectan a los yacimientos de gas en capas de esquisto (cuya extracción requiete la técnica de la fractura hidráulica o "fracking") o a los que generan "carbón limpio".

Además, dijo que por cada regulación nueva que se apruebe "tendrán que eliminarse dos", como parte de su promesa de reducir las regulaciones en distintos campos de la economía, incluida la industria financiera.

En el plano migratorio, Trump anunció que una de sus medidas iniciales será pedir al Departamento de Trabajo que "investigue todos los abusos de programas de visas que socavan las oportunidades de los trabajadores estadounidenses".

Trump ya ha venido anunciado su intención de deportar del país a los inmigrantes que tengan un pasado criminal, pero el anuncio de hoy está ligado a programas como el ingreso de técnicos especializados en campos como el tecnológico.

En materia de seguridad nacional, Trump anunció que pedirá al Departamento de Defensa y los jefes militares un plan para proteger a la infraestructura de Estados Unidos de ataques cibernéticos o físicos. Todo ello, insistió Trump, "para generar riqueza y empleos".