Trump anuncia que deportará hasta 3 millones de inmigrantes con antecedentes

"Vamos a devolverles a sus países o a meterles en prisión. Pero vamos a expulsarles, están aquí ilegalmente"

En una entrevista para el "programa 60 minutos" del canal CBS

El líder del Congreso de EEUU: "Trump no planea crear una fuerza de deportación"

internacional

| 14.11.2016 - Actualizado: 15:37 h
REDACCIÓN

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, aseguró hoy que deportará a los inmigrantes que tienen "antecedentes penales", una decisión que podrían afectar a entre uno y tres millones de personas.

Trump hizo estas declaraciones en una entrevista para el "programa 60 minutos" del canal CBS, programada para esta noche y cuyos fragmentos adelantó hoy la televisión.

"Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga, probablemente dos millones, podrían ser incluso tres millones, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos", indicó Trump en su primera aparición televisiva tras el triunfo electoral.

Las palabras de Trump hacia los inmigrantes indocumentados en la entrevista fueron muy diferentes a las pronunciadas durante la campaña presidencial, cuando prometió crear "una fuerza de deportación" para expulsar a todos los indocumentados, incluidos a los mexicanos a los que llamó "criminales y violadores".

En la entrevista, Trump indicó que, una vez que la frontera sea fortalecida, su Gobierno determinará qué ocurre con el resto de indocumentados que viven en Estados Unidos y a los que elogió por ser gente "fantástica".

"Son gente fantástica y tomaremos una decisión sobre ello. Pero antes de tomar esa decisión, tenemos que asegurar nuestra frontera", consideró Trump.

Con el objetivo de fortalecer la seguridad fronteriza, Trump reiteró en la entrevista su deseo de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, aunque admitió que podrían alzarse "vallas" en "ciertas áreas" de los más de 3.000 kilómetros de la frontera entre los dos países.

"Para algunas áreas lo consideraría (alzar vallas), pero para otras, un muro es más apropiado. Soy muy bueno en esto, se llama construcción", resaltó Trump.

Si Trump realmente cambia su planteamiento y propone deportar sólo a los inmigrantes con antecedentes penales, sus políticas no se diferenciarían tanto de las implementadas por el presidente, Barack Obama, quien en noviembre de 2014 proclamó unas medidas para expulsar a los indocumentados con récord criminal y no a las familias de indocumentados.

No obstante, de manera paralela, en 2014 Obama proclamó unas medidas para frenar la deportación de cinco millones de indocumentados, unas iniciativas que nunca llegaron a entrar en vigor y contra las que Trump ha mostrado su más firme rechazo.

EL LÍDER DEL CONGRESO DE EEUU: "TRUMP NO PLANTEA CREAR UNA FUERZA DE DEPORTACIÓN"

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, aseguró hoy que el presidente electo, Donald Trump, no planea crear una "fuerza de deportación" para expulsar a los indocumentados que viven en EEUU, como prometió durante la campaña electoral.

Ryan, el republicano con más poder del Congreso, hizo esas declaraciones en el programa "State of the Union" del canal estadounidense CNN, donde aseguró que la mayor prioridad de los republicanos del Congreso y de Trump es fortalecer la seguridad en la frontera entre México y Estados Unidos.

"No estamos pensando en crear una fuerza de deportación. Donald Trump no está planeando eso", afirmó Ryan, quien rechazó que esta tarea pueda convertirse en la prioridad de su agenda y la de Trump más adelante, en uno, dos, tres o cuatro años.

"Nuestro foco no está en eso (en crear una fuerza de deportación), estamos enfocados en asegurar la frontera, pensamos que lo primero y lo más importante antes de entrar en cualquier otro tema de inmigración es asegurar la frontera, saber quién entra y sale del país", detalló Ryan.

El propio Trump aseguró hoy en una entrevista que deportará a los inmigrantes que tienen "antecedentes penales", una decisión que podría afectar a entre dos y tres millones de personas.

Las palabras de Trump sobre los indocumentados en la entrevista fueron diferentes a las pronunciadas durante la campaña presidencial, cuando prometió crear "una fuerza de deportación" para expulsar a los once millones de indocumentados que se calcula que viven en el país.

Las declaraciones de Trump se produjeron en su primera entrevista en televisión tras haber sido elegido presidente y que emitirá esta noche la cadena estadounidense CBS, aunque el canal ya adelantó algunos fragmentos.