Tres muertos en el grave incendio que azota la capital de Madeira

Portugal pide auxilio a la UE por el fuego en el archipiélago y otras zonas del país

Los muertos en incendio de Madeira son de la misma familia y hay 300 heridos

Funchal es una ciudad con una orografía muy escarpada que dificulta las labores de extinción

internacional

| 10.08.2016 - 09:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos tres personas han muerto en el incendio que mantiene varios frentes abiertos en la capital de la isla de Madeira, Funchal, y que ha provocado el desalojo de un millar de afectados, confirmó el gobierno regional del archipiélago portugués.

Otra persona permanece desaparecida tras los devastadores fuegos declarados el lunes y que durante la pasada noche avanzaron hasta el centro histórico de Funchal, donde numerosas viviendas han quedado calcinadas.

Las llamas se propagaron en las últimas horas por el efecto del viento y del calor, hasta aproximarse a la histórica Baixa de la capital, donde los efectivos de bomberos y militares, algunos de ellos enviados de Lisboa, trabajan para frenar el avance del fuego, ayudados por los vecinos y numerosos voluntarios.Funchal, con unos 120.000 habitantes, es una ciudad con una orografía muy escarpada que dificulta las labores de extinción y que en esta época del año acoge a miles de turistas.

El aeropuerto de la ciudad, uno de los más transitados de Portugal, llegó a cancelar varios vuelos debido al fuerte viento que aviva las llamas y también se cortaron varias carreteras.Además del de Madeira, la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC) informó hoy de que en Portugal continental continúan activos doce grandes incendios, todos ellos en el centro-norte del país.

LOS MUERTOS EN INCENDIO DE MADEIRA SON DE LA MISMA FAMILIA Y HAY 300 HERIDOS

Los tres fallecidos en los incendios que azotan Funchal, la capital del archipiélago luso de Madeira, son de la misma familia y hay un total de 300 heridos hospitalizados, según confirmó hoy a Efe el alcalde de la ciudad, Paulo Cafofo. "Puedo confirmar que los tres fallecidos eran familia, aunque no sé el grado de parentesco", dijo Cafofo.

En relación a una posible persona desaparecida, el alcalde de Funchal dijo que, "de momento, no se puede confirmar nada" al respecto.

Los tres fallecidos fueron sorprendidos por las llamas en casas muy próximas de la población de Santa Luzia. "Los bomberos intentaron rescatar a uno de los fallecidos en el momento en el que se le estaba quemando la casa, pero ya no pudieron hacer nada", lamentó el alcalde antes de añadir que los otros dos "fueron hallados carbonizados en el interior de sus viviendas".

En la comarca de Funchal, hay en total diez poblaciones en las que se han registrado incendios forestales en las últimas horas que, "por suerte, están remitiendo y ha bajado un poco el peligro", explicó el regidor desde una de las zonas incendiadas. Sobre los heridos, Paulo Cafofo dijo que la mayoría no revisten gravedad ya que están hospitalizados "por inhalación de humo o por pequeñas heridas" en el Hospital Nélio Mendonça.

"La noche ha sido muy complicada por el viento y las altas temperaturas", lamentó el alcalde, que dijo que había sido informado de que durante la mañana se ha reavivado algún foco de los fuegos de Funchal. En cuanto a los daños materiales, apuntó que hay más de un centenar de casas afectadas por las llamas y un hotel totalmente calcinado, y que han sido evacuados los turistas de otros cinco hoteles.

EL GOBIERNO PORTUGUÉS HA SOLICITADO AYUDA A LA UNIÓN EUROPEA

El Gobierno de Portugal ha solicitado ayuda a la Unión Europea (UE) para combatir la oleada de incendios que castiga la parte continental del país y el archipiélago de Madeira. La ministra de Interior de Portugal, Constança Urbano de Sousa, confirmó hoy que se ha accionado el mecanismo europeo de protección civil por el que el país ya ha recibido el refuerzo de un avión anfibio Canadair procedente de Italia. "Estamos bajo condiciones meteorológicas extraordinarias que no son previsibles, ni posibles de dominar por el ser humano", dijo Urbano de Sousa.

Por su parte, el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, viaja esta misma tarde al archipiélago luso de Madeira para comprobar in situ los devastadores efectos del incendio que asedia Funchal, la capital de la isla y que ya ha causado tres muertos. "Iré directamente desde aquí a Madeira y regresaré hoy", anunció Rebelo de Sousa desde la localidad de Gouveia, en el centro del país, una de las más castigadas por el fuego en los últimos días y a la que tenía previsto desplazarse desde hace tiempo para participar en los actos del centenario del nacimiento del escritor Vergilio Ferreira.

Tras recorrer la zona devastada por las llamas, el jefe del Estado luso desveló que también el primer ministro, António Costa, se desplazará mañana a la isla para reunirse con las autoridades locales y hacer balance de la situación. Rebelo de Sousa aprovechó la ocasión para lanzar un mensaje de apoyo a los "héroes" que desde hace días trabajan "exhaustos" para intentar paliar los numerosos incendios declarados en todo el país. Esos héroes, dijo, son los bomberos, los efectivos de protección civil y también los voluntarios que llevan "horas y horas, y días y días" luchando con las llamas.

EXTERIORES DESACONSEJA "DE FORMA TEMPORAL" EL VIAJE A MADEIRA

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha actualizado sus recomendaciones de viaje a Portugal. Desaconseja "de forma temporal" viajar a Madeira tras el incendio que se declaró este lunes en Funchal, capital del archipiélago, que ha provocado la evacuación de sus residentes.

La web del Ministerio dedicada a las recomendaciones de viaje, en el apartado dedicado a Portugal subraya que "no hay restricciones específicas relativas a viajes a este país", si bien desaconseja "de forma temporal" desplazarse a Madeira ante el peligro que representan los incendios.

Las llamas, que se originaron en las afueras de Funchal y que amenazan con alcanzar el centro histórico de esta ciudad, se han cobrado la vida de tres personas que fallecieron cuando el fuego alcanzó sus viviendas.