Ministros piden revisar las leyes sobre el control de armas en Alemania

La policía investiga como el asesino consiguió la pistola como que llevó a cabo la matanza

Tres de los 35 heridos del tiroteo de Múnich siguen en estado crítico

internacional

| 24.07.2016 - Actualizado: 21:53 h
REDACCIÓN

Dos días después de la matanza de nueve personas perpetrada en Múnich por un joven germano-iraní, los ciudadanos se cuestionan en Alemania el control de armas y la conveniencia de que el ejército intervenga en situaciones de crisis extrema.

Una de las preguntas centrales es cómo el asesino, el joven con problemas psíquicos y sin antecedentes penales, consiguió la pistola con la que llevó a cabo la matanza. El hecho de que en su mochila, según la policía, llevase más de 300 proyectiles eleva la discusión que se ha desatado sobre el control de armas.

La policía parte de la base de que el joven obtuvo el arma de manera ilegal puesto que no tenía licencia y, además, el número de serie de la pistola había sido limado lo que apunta a que la compró en el mercado negro.

No es extraño el que en actos criminales se utilicen armas ilegales. En 2014, por ejemplo, la Oficina Federal de lo Criminal (BKA) se incautó 443 armas, de las que 95% fueron adquiridas de manera ilegal o estaban en posesión de personas sin licencia. Se calcula que en Alemania hay 6,5 millones de armas adquiridas y conservadas de manera legal y que el número de ilegales triplica esa cifra.

En el mercado negro una pistola como la utilizada por David S. cuesta varios miles de euros. La policía hasta ahora no ha detectado contactos del joven con traficantes de armas ni con el mundo del tiro deportivo o de la caza. Una teoría es que David S. compró la pistola a través de internet, otra que había sido desactivada y se vendía como un objeto de diseño, aunque fue reactivada por el joven para perpetrar el crimen.

Ese tipo de armas reactivadas, según la BKA, se usan con frecuencia en actos terroristas como, por ejemplo, en el atentado contra la revista satírica francesa Charle Hebdo.

En todo caso, los responsables políticos ya han empezado a reflexionar sobre el control de armas y, en declaraciones que publica hoy el dominical "Bild am Sonntag", el ministro de Interior Thomas de Maiziére, reiteró que uno de los puntos claves de las investigaciones es reconstruir el camino de la pistola antes de llegar a manos de David S.

Thomas de Maiziére, y el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, pidieron revisar las leyes sobre el control de armas, tras la matanza de nueve personas perpetrada en Múnich por un joven germano-iraní con una pistola que poseía ilegalmente.

En declaraciones que publica hoy el dominical "Bild am Sonntag", De Maiziére reitera que uno de los puntos claves de las investigaciones es reconstruir el camino de la pistola antes de llegar a manos del joven identificado como David S., de 18 años.

Una vez se aclare ese punto, según De Maiziére "tenemos que examinar si es necesario hacer reformas legales para mejorar el control de armas. "Tenemos que seguir haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para limitar el acceso a armas mortales", dijo Gabriel en declaraciones a los diarios del grupo Funke.

Gabriel indicó que la sociedad y el estado tienen que tener los ojos abiertos ante personas con inestabilidad psíquica, especialmente los jóvenes, y en caso necesario tomar medidas para evitar situaciones extremas. De Maiziére opinó que habría que examinar los planes de acción de la policía para reaccionar ante casos similares, pese que el dispositivo desplegado por la policía de Múnich ha recibido elogios de parte del gobierno federal.

El ministro de Interior del estado federado de Baviera, Joachim Hermann, reiteró la propuesta que viene haciendo su partido, la Unión Socialcristiana (CSU), para hacer posible una intervención del Ejército en crisis de seguridad extrema, como lo sería un ataque terrorista.

"Con seguridad tendremos que volver a examinar la posibilidad de recurrir al Ejército en casos extremos como ataques terroristas", dijo Hermann en declaraciones el dominical Welt am Sonntag.

TRES HERIDOS EN ESTADO CRITICO

Las autoridades bávaras informaron de que tres de los 35 heridos del tiroteo de Múnich, que causó nueve muertos además del autor de la masacre, se encuentran en estado crítico. De los 35 heridos, diez tienen heridas de gravedad y cuatro heridas de bala. Los restantes sufrieron lesiones derivadas de las reacciones de pánico que generó el tiroteo, perpetrado por un joven germano-iraní, de 18 años.

El ataque mantuvo en vilo a Alemania durante la noche del viernes y durante horas se creyó que los autores de la matanza habían sido tres hombres con armas largas y que dos ellos habían huido, por lo que se temía que se tratara de una acción terrorista a la que podían seguir otras. Después se determinó que el autor de la matanza, identificado como David S., actuó en solitario y se suicidó.