Thomas Kluge, autor del retrato de la familia real danesa, dice "estar orgulloso" por las críticas

La opinión pública danesa indignada con el cuadro

La obra ha sido calificada de "tétrica" y "terrorífica"

"La familia real" forma parte de una exhibición del museo del palacio de Amalienborg en Copenhague

El príncipe Christian ha sido comparado con el niño de "La profecía"

internacional

| 26.11.2013 - 17:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El pintor Thomas Kluge, autor del polémico último retrato de la familia real danesa, confesó estar "orgulloso" y "un poco contento" por las reacciones que ha provocado el cuadro, que varios medios han comparado con un film de terror.

La prensa danesa no ahorra en calificativos. Se trata del primer retrato en 125 años de la familia real danesa y ha provocado todo tipo de comentarios, criticas y por supuesto, centenares de bromas en las redes sociales."Terrorífico" y "tétrico" son solo algunos de los epítetos que ha recibido.

En una entrevista con Efe, Thomas Kluge el artista danés, de 44 años, resaltó que no puede controlar las reacciones del público y que se trata de "una cuestión de democracia", aunque admite que la difusión de la obra, incluso en el extranjero, ha traído una publicidad que no le perjudica.

"Me sorprendió, porque yo no buscaba ningún escándalo. También es muy distinto ver la obra en una foto que verla en persona, el efecto es otro... Pero en el fondo estoy un poco contento y orgulloso por todo", confesó.

Kluge sostiene que al mirar una obra, el espectador se "descodifica a sí mismo" en lo que ve y arrastra la época de la que forma parte y la situación del mundo o de su país.

"La familia real", el primer retrato oficial de un monarca danés con su parentela desde finales del siglo XIX, forma parte de una exhibición inaugurada recientemente en el museo del palacio de Amalienborg en Copenhague.

Desde su presentación, la obra ha recibido mayoritariamente críticas mordaces de los medios daneses; algunos han comparado su aire lúgubre con el de películas como "El resplandor" y al príncipe Christian, hijo del heredero Federico y que aparece en el medio del cuadro, con el niño de "La profecía".

"Quería mostrar cómo la familia real es algo que pertenece al pasado, el presente y el futuro. Por eso el príncipe está en el medio, esperando su encuentro con el futuro", afirma Kluge, quien añade que sus hijos no se han "asustado" viendo la imagen.

El futuro rey danés, de 8 años, se encuentra "atrapado" entre su condición de niño y las obligaciones que deberá afrontar como adulto, su papel como heredero, de ahí su seriedad, según la interpretación del autor.

La familia real es algo "muy simbólico" para el pintor, que la considera "una parte de nuestro ADN" y cree que las interpretaciones negativas del cuadro pueden obedecer también a que no muestra a Margarita II y su prole "en una gala o tomando el té".

Kluge es un pintor reconocido en Dinamarca y ha realizado antes cinco retratos individuales de varios miembros de la familia real, incluida la reina Margarita II.

"La familia real", fruto de un trabajo de cuatro años, es el primer retrato colectivo de un monarca danés desde "Imágenes de Fredensborg" (1880), que mostraba a Christian IX, la reina Luisa y sus descendientes, y del que Kluge ha tomado varios elementos.

Una vez que finalice la exposición en marzo, el cuadro será traslado al Salón Amarillo del castillo de Fredensborg, al norte de la capital, en cuyas paredes colgará en el futuro, según ha informado la Casa Real, que permanece ajena a la polémica.