Theresa May ya es la nueva primera ministra del Reino Unido

May recibe el encargo de la Reina Isabel II para formar Gobierno tras la dimisión de Cameron

El abanderado del "brexit" y exalcalde de Londres Boris Johnson nuevo titular de Exteriores y Hammond ministro de Economía

La nueva primera ministra asegura que el Reino Unido afronta momentos de "grandes cambios"

May nombra al diputado David Davis como ministro encargado del "brexit", una de las labores más difíciles

internacional

| 13.07.2016 - 19:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La conservadora Theresa May se convirtió hoy en la primera ministra del Reino Unido, la segunda mujer en la historia del país en ocupar el cargo, al recibir el mandato de la reina Isabel II para formar Gobierno.

May mantuvo una audiencia con la soberana en el palacio de Buckingham poco después de que David Cameron presentara su dimisión formal como jefe del Ejecutivo, tras lo cual ha tomado posesión en la residencia oficial, en el número 10 de Downing Street.

"GRANDES CAMBIOS"

La nueva primera ministra británica, ha manifestado al asumir su cargo que el Reino Unido afronta momentos de "grandes cambios" tras la votación favorable a la salida del país de la Unión Europea (UE).

En una declaración ante la residencia de Downing Street, May ha afirmado que su Ejecutivo trabajará a favor de la justicia social y para todos los ciudadanos, no para "unos pocos" privilegiados.

Al referirse al "brexit", la salida británica de la UE, May aseguró que el Reino Unido "estará a la altura del desafío" que hay por delante, pero confió en que el resultado sea "positivo".

Acompañada por su marido, Philip May, la política "tory" rindió tributo a su predecesor, David Cameron, del que dijo que consiguió estabilizar la economía, reducir el déficit presupuestario y ayudó a miles de personas a encontrar un puesto de trabajo. "Pero el verdadero legado de David no es la economía sino la justicia social", puntualizó la nueva "premier", y agregó que ella tiene intención de encabezar un Gobierno para "todos".

"Pero, como ya he dicho antes, luchar contra las injusticias no es suficiente", insistió May, quien dijo entender a quienes trabajan pero no tienen seguridad laboral o a los que tienen una vivienda pero están preocupados por si suben los tipos de interés. Se declaró además una "unionista", al destacar la importancia de mantener unidas a las naciones que conforman el Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. "Juntos vamos a construir un Reino Unido mejor", enfatizó May antes de entrar en Downing Street con su marido.

JOHNSON, TITULAR DE EXTERIORES Y HAMMOND, MINISTRO DE ECONOMÍA

Entre sus primeras decisiones como "premier", Theresa May ha nombrado al exalcalde de Londres Boris Johnson nuevo titular de Exteriores del Reino Unido. El político conservador, abanderado del "brexit" durante la campaña del referéndum del 23 de junio, será el jefe de la diplomacia británica durante las negociaciones con Bruselas para abandonar la Unión Europea.

Johnson, que durante meses fue uno de los principales nombres en las apuestas para sustituir a David Cameron como líder del Partido Conservador, renunció de forma inesperada a concurrir a las elecciones internas de los "tories".

El antiguo primer edil de la capital británica, por primera vez miembro del gabinete del Gobierno como ministro, sustituye al frente del Foreign Office a Philip Hammond, que fue designado por su parte nuevo titular de Economía. Al contrario que May y Hammond, que defendieron la permanencia en la UE en la campaña previa al plebiscito, Johnson rompió con la postura oficial del Ejecutivo de Cameron para promover la ruptura con Bruselas.

Philip Hammond titular de Economía, ha sido la primera decisión de May tras recibir el encargo de Isabel II de formar el Ejecutivo. Hammond era hasta ahora ministro de Asuntos Exteriores y sustituye en el cargo a George Osborne, quien fue responsable de la Economía del país bajo el mandato de David Cameron.

El nuevo ministro tiene por delante la tarea de mantener en marcha la economía en momentos de incertidumbre por la votación favorable a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Amber Rudd será la titular de Interior. Rudd era hasta ahora ministra de Energía y sustituye en el cargo a la misma May, quien había estado al frente del Ministerio de Interior durante los seis años del Gobierno de David Cameron.

Y el diputado David Davis será el ministro encargado del "brexit", por lo que deberá negociar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), Davis -exportavoz de Interior entre 2003 y 2008, cuando los "tories" estaban en la oposición- tendrá a su cargo una de las labores más difíciles del mandato de la nueva jefa del Gobierno.

La primera ministra número 76 del Reino Unido ha reallizado estos nombramientos tras mantener una reunión con los responsables de Seguridad e Inteligencia del país.

La hasta ahora titular de Interior, que defendió la permanencia en la Unión Europea (UE) durante la campaña del referéndum del pasado 23 de junio, afronta la tarea de diseñar la hoja de ruta para las negociaciones con Bruselas que establecerán los términos de la ruptura con el bloque comunitario.

EN BUCKINGHAM ACOMPAÑADA POR SU ESPOSO

La nueva jefa del Ejecutivo, que acudió al palacio de Buckingham acompañada de su esposo, Philip John May, ha avanzado que no tiene intención de activar al menos hasta final de año el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia la cuenta atrás de dos años para hacer efectiva la salida de la UE.

La heredera de Cameron, quien obtuvo una mayoría absoluta en las urnas para el Partido Conservador en mayo de 2015, ha descartado que tenga intención de convocar unas elecciones generales antes del término oficial de la legislatura, en 2020, a pesar de que los partidos de la oposición han reclamado que se adelanten los comicios.

DIFÍCILES TAREAS

May tiene asimismo como tarea cerrar las heridas que se han abierto entre los conservadores, una formación que afrontó dividida el referéndum sobre el "brexit".

La nueva primera ministra fue nombrada el lunes como líder de los "tories" después de que su única rival tras una segunda ronda de votaciones entre los diputados conservadores, Andrea Leadsom, renunciara a continuar adelante en la carrera por el liderazgo.

Ese paso a un lado ha permitido a May hacerse con las riendas del partido y el Gobierno sin necesidad de someterse a unas elecciones internas entre los 150.000 afiliados de la formación, como estaba previsto.

FELICITACIONES DE LOS LÍDERES

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha enviado este miércoles un telegrama a la nueva primera ministra del Reino Unido, donde le ha transmitido su "calurosa enhorabuena" por el nombramiento presentándose como "un amigo leal del pueblo y del Gobierno británico".

En su misiva, Rajoy desea a May "los mejores éxitos" tras relevar a David Cameron "en estos momentos tan decisivos para las relaciones entre nuestros dos países y para el futuro de Europa", según el presidente, que afirma sentirse reconfortado por "saber que alguien con su conocimiento, su experiencia y su determinación estará al frente del Gobierno británico", escribe en tono halagador.

Por su parte, los presidentes de las instituciones comunitarias felicitaron hoy a la nueva primera ministra británica, Theresa May, y manifestaron su deseo de que las negociaciones con el Reino Unido para la salida del país de la Unión Europea (UE) empiecen "pronto".

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, trasladó sus "más cálidas felicitaciones" a May y le deseó "éxito" en su tarea al frente del Gobierno británico, al tiempo que afirmó que el Reino Unido y la Unión Europea "tendrán que afrontar pronto" las negociaciones del "brexit".

EL ADIÓS DE CAMERON

David Cameron dejó de ser hoy el primer ministro británico al presentar formalmente su dimisión ante la reina Isabel II, que encargará esta tarde la formación de un nuevo Gobierno a la también conservadora Theresa May.

Cameron mantuvo una audiencia con la monarca británica en el palacio de Buckingham después de ofrecer su último discurso como primer ministro ante las puertas de Downing Street, residencia y despacho oficial del jefe del Gobierno británico.

El político "tory" anunció su intención de renunciar al cargo horas después de conocer la victoria del "brexit" en el referéndum del 23 de junio, a un año de haber logrado en las urnas un segundo mandato al frente del Gobierno por mayoría absoluta.

"Su majestad aceptó graciosamente" su renuncia, resaltó un comunicado del palacio, a donde Cameron acudió junto con su esposa, Samantha, y sus tres hijos, Nancy, Florence y Arthur. Poco antes, el primer ministro saliente, de 49 años, hizo un balance de sus seis años al frente del Gobierno en el que subrayó que deja el país con una economía, unas fuerzas armadas y un sistema de salud más sólidos que cuando llegó al poder, en 2010.