Tanques bombardean áreas de la ciudad siria de Deraa

internacional

| 30.04.2011 - 16:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Varios puntos de la ciudad siria de Deraa ha sido bombardeados por disparos de más de una decena de tanques, según informaron este sábado testigos.

"Desde el amanecer llevamos escuchando intensos intercambios de disparos que se oyen por toda la ciudad y no sabemos qué pasa exactamente", informó un residente de la ciudad, Abu Tareq.

Otros testigos informan de que los enfrentamientos parecen concentrarse en la parte vieja de la ciudad, situada en una colina cerca de la frontera con Jordania, donde hace unas pocas horas "no menos de 15 tanques entraron a través de la autopista a Damasco", según informó otro residente.

ESTADOS UNIDOS PIDE A SIRIA QUE "CAMBIE DE RUMBO"

El Gobierno de Estados Unidos ha solicitado al presidente de Siria, Bashar al Assad, que "cambie el rumbo" tras otra jornada de violencia contra los manifestantes, en la que han fallecido un total de 62 civiles en el marco de una nueva de jornada de protestas contra el Gobierno de Al Assad y que, al igual que anteriores movilizaciones, han sido reprimidas por las fuerzas de seguridad.

"Además de las acciones que estamos tomando, Estados Unidos considera que las deplorables acciones que Siria está llevando a cabo contra su propio pueblo justifican una respuesta internacional firme", ha señalado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en un comunicado.

El viernes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó la orden de imposición de las sanciones económicas a un hermano y un primo del presidente sirio, a la Inteligencia siria y a las Fuerzas Quds.

Mahir al Assad, hermano del presidente sirio, y Atif Najib, uno de sus primos, serán sancionados por supuestas violaciones de los derechos fundamentales en la represión de las protestas contra el régimen de Siria.

El hermano de Al Assad es un comandante de una brigada de la Cuarta de División del Ejército que ha desempeñado un papel clave en los enfrentamientos contra los manifestantes en Deraa. Najib ha sido señalado como un ex líder del Directorio de la Política de Seguridad para la misma localidad.

Por otra parte, también han sido objeto de las sanciones estadounidenses el Directorio General de Inteligencia y su máximo responsable, Ali Mamluk. La agencia de espionaje ha sido acusada de reprimir las protestas y asesinar a los manifestantes de Deraa, así como del seguimiento a ciudadanos.

El quinto y último objetivo de las sanciones son las Fuerzas Quds, una unidad especial de la Guardia Revolucionaria iraní --que ya se encuentra bajo otras penalizaciones norteamericanas-- por su apoyo a grupos milicianos extranjeros.

Las Fuerzas Quds se encargan de exportar la actividad y las ramificaciones de la Guardia Revolucionaria iraní al extranjero. Estas ya han sido acusadas de colaborar con la insurgencia en Irak.

OTRAS SANCIONES

Asimismo, la Administración norteamericana ha revocado las licencias de exportación de equipamiento militar y otros productos a Siria como un avión de lujo, supuestamente destinado al uso personal de Al Assad.

El presidente sirio no ha entrado en las sanciones económicas, aunque sí se han congelado activos bancarios y tratados comerciales con Estados Unidos. No obstante, fuentes norteamericanas no han descartado tomar medidas si no cesa la represión contra los manifestantes.

La Casa Blanca ha subrayado que "no está lista" para reclamar la dimisión de Al Assad porque Obama y sus aliados "no quieren intervenir frente al pueblo sirio".

El lunes la Casa Blanca reconoció que la Administración Obama estaba evaluando "sanciones selectivas" contra el régimen sirio en respuesta a la represión.

"La violencia brutal empleada por el Gobierno de Siria contra su pueblo es completamente deplorable", subrayó el portavoz de la Casa Blanca, Tommy Vietor. "Estados Unidos está valorando una serie de opciones políticas posibles, incluidas sanciones selectivas, para responder a la represión y dejar claro que esta conducta es inaceptable", añadió.