Protección Civil de Portugal desmiente la caída un avión de extinción en Pedrógão Grande

El fuego de Portugal avanza hacia el norte y obliga a evacuar varias aldeas

El fuego ha provocado 64 muertos y 153 heridos, aunque esta cifra incluye a muchos de los afectados

Protección Civil de España coordina el envío de nuevos medios terrestres en apoyo a la extinción del fuego en Portugal

internacional

| 20.06.2017 - 07:30 h
REDACCIÓN

El comandante de Protección Civil de Portugal, Vítor Vaz Pinto, desmintió esta tarde las informaciones prervias sobre la caída de uno de los aviones que combaten en el fuego en Portugal, aunque admitió que recibieron esa noticia y enviaron efectivos a la zona del supuesto accidente. "No tengo conocimiento de la caída de ningún avión" que haya sido contratado o que estuviese al servicio de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), dijo Vaz Pinto en rueda de prensa.

No obstante, admitió que se enviaron equipos de búsqueda a la zona, en las proximidades de Ouzenda, en el término municipal de Pedrógão Grande, donde -dijo- había una caravana abandonada con botellas de gas en su interior que pudo haber explotado y crear "confusión".

Según las primeras informaciones un avión Canadair que estaba colaborando en el combate al fuego que arrasa desde el sábado el centro de Portugal habría caído hoy en el término municipal de Pedrógão Grande, confirmaron a Efe fuentes de Protección Civil. Las fuentes precisaron que el aparato era portugués y no español, como informaron algunos medios locales.

Varias ambulancias y un helicóptero del Instituto Nacional de Emergencia Médica (INEM) se llegaron a desplazar hasta el lugar de los hechos, sin que trascendieran detalles sobre posibles víctimas.

Fuentes del dispositivo español enviado a la zona han aclarado que la aeronave accidentada no forma parte de este despliegue de ayuda, a pesar de que medios locales habían citado la posibilidad de que fuese un avión extranjero.

Las labores de extinción de devastador incendio que afecta a la zona se ha extendido al norte, al término municipal de Góis, donde se vive una situación "preocupante" que ha obligado a la evacuación de más de 20 aldeas.

Además de los medios aéreos de España, Italia y Francia, esta tarde se ha sumado al combate del fuego en Portugal un avión Canadair de Marruecos.

El incendio de Pedrógão Grande se ha cobrado hasta ahora la vida de 64 personas, parte de las cuales quedaron atrapadas en una carretera mientras intentaban huir de las llamas.

El primer ministro luso, António Costa, ha pedido a los servicios de emergencia que aclaren algunas dudas, entre ellas por qué estaba abierta al tráfico la nacional 236.

EL INCENDIO AVANZA HACIA EL NORTE

El incendio declarado este sábado en el centro de Portugal, que se mantiene activo en los distritos de Leiria y Coimbra, avanza hacia municipio de Góis, donde vecinos de varias aldeas han sido evacuados por las autoridades.

Góis, situada a 40 kilómetros al norte de Pedrógão Grande, es ahora "la zona más peligrosa" dentro del área afectada por el incendio, dijeron a Efe fuentes de Protección Civil.

El avance de las llamas ha obligado a evacuar la aldea de Cadafaz, en Góis, donde residen casi dos centenares de personas, en tanto que otras poblaciones han sido desalojadas durante la noche "por precaución", sobre todo, ancianos.

Según datos de Protección Civil, unos 712 efectivos terrestres se encuentran en el lugar, entre ellos un grupo de bomberos españoles enviados a la zona para ayudar en las tareas de extinción.

Las condiciones meteorológicas no son favorables por el viento y las altas temperaturas, que en algunos lugares alcanzan los 43 grados centígrados.

Según el último balance oficial de víctimas, aún provisional, el fuego ha provocado 64 muertos y 153 heridos, aunque esta cifra incluye los afectados en varios incendios de la zona, no solo declarado el sábado en Pedrógão Grande, el más mortífero de los últimos años en el país.

La ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa, ya avanzaba esta mañana, en una entrevista con EFE, que, pese a los avances registrados durante la noche "no hay que bajar la guardia".

"Todo esto es muy volátil, ya que el incendio puede estar dominado y, de repente, los vientos cambian", añadió la ministra que se encuentra en el lugar de la tragedia desde el sábado.

ESPAÑA PREPARA EL ENVÍO DE NUEVOS MEDIOS TERRESTRES DE APOYO A LA EXTINCIÓN DEL FUEGO

La dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha coordinado el envío de nuevos medios terrestres a Portugal que se suman a los ya desplazados el domingo pasado, ante la gravedad de los incendios que asolan el país vecino.

En respuesta a la solicitud del gobierno portugués, se han dispuesto más medios, que consisten en dos módulos terrestres de intervención en incendios forestales con 30 efectivos cada uno más las correspondientes autobombas, que provienen de las Comunidades Autónomas de Andalucía y Galicia.

Además un técnico de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias se desplaza a Portugal para actuar como oficial de enlace entre los módulos intervinientes y las autoridades portuguesas

Estos medios se suman a los ya enviados por España. Así, en coordinación con el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, se encuentran interviniendo cuatro aviones Canadair (aviones anfibios de 5.500 litros de carga) tripulados por el Ejército del Aire y, por otra parte, dos aviones ligeros con 3.500 litros de carga cada uno (Air Tractor) que aporta la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

Asimismo, intervienen 100 militares de la Unidad Militar de Emergencias con 19 vehículos, entre ellos seis camiones autobomba y un camión nodriza, y 25 bomberos del Equipo de Emergencia y Respuesta Inmediata (ERICAM) de la Comunidad de Madrid, que han desplazado tres camiones autobombas pesadas y tres ligeras, junto con un vehículo de mando y una ambulancia.