Strauss-Kahn dará 4,6 millones a la trabajadora que le acusó de violación

internacional

| 30.11.2012 - 19:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn está dispuesto a entregar el próximo viernes 4,6 millones de euros (seis millones de dólares) a Nafissatou Diallo, la asistenta que le acusó de asalto sexual durante su estancia en el hotel Sofitel de Nueva York en mayo de 2011, para cerrar la demanda civil interpuesta por la mujer, según el diario francés 'Le Monde', sin que los abogados de ambas partes hayan confirmado la información.

Strauss-Kahn y Diallo firmarán este acuerdo económico el próximo 7 de diciembre en la oficina del juez Douglas McKeon, según las fuentes del diario, que aseguran que el ex director gerente del FMI no cuenta de momento con esta cantidad y contempla pedir un préstamo bancario por valor de tres millones de dólares. Los otros tres restantes se los pediría a su mujer, Anne Sinclair, de la que se separó hace unos meses.

El primer proceso judicial contra Strauss-Kahn terminó el pasado 23 de agosto de 2011 con la absolución del ex director gerente después de que la Fiscalía de Nueva York detectara profundas inconsistencias en el relato de los hechos por parte de Diallo. A continuación, la mujer presentó una demanda por la vía civil por daños y perjuicios.

El acuerdo tiene lugar tras un año de negociaciones entre los abogados de Strauss-Kahn y el equipo legal de Diallo, supervisadas por el propio juez McKeon bajo la premisa de que ninguna de las dos partes estaban dispuestas a exponerse en un nuevo juicio público.

Una vez firmado el acuerdo, la suma concreta no podrá darse a conocer al estar sujeta a una cláusula de confidencialidad, y la advertencia de que cualquier incumplimiento en la transacción podría derivar en el inicio de un nuevo procedimiento contra el ex director gerente del FMI.