Snowden pide en un carta abierta una "solución global" para limitar el espionaje

(Archivo)

internacional

| 03.11.2013 - 11:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Edward Snowden, el extécnico de los servicios secretos de EEUU que reveló la trama mundial de espionaje, aboga en una carta abierta por una "solución global" que limite legalmente estos programas de seguimiento a ciudadanos y políticos.

La misiva, publicada hoy en exclusiva por la revista alemana "Der Spiegel" bajo el título "Un manifiesto por la verdad", recalca que la sociedad "no puede olvidar que el espionaje masivo es un problema global y requiere una solución global".

A su juicio, tramas de seguimiento e interceptación de las comunicaciones como las que el ha destapado "no son sólo una amenaza para la esfera privada", sino que también minan "la libertad de expresión".

"Tenemos la obligación moral de preocuparnos por que nuestras leyes y valores limiten los programas de espionaje y protejan los derechos humanos", afirma el extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense.

Snowden, al que EEUU retiró su pasaporte tras las primeras revelaciones y ahora vive con un permiso de estancia temporal en Moscú, carga contra "algunos gobiernos" -antes cita a Washington y Londres- que han iniciado "una campaña de persecución" en su contra y que quieren eliminar el debate publico sobre el espionaje.

"El debate que quieren evitar tiene ahora lugar en países de todo el mundo. Y en lugar de ocasionar daño, el aprovechamiento ahora de este nuevo conocimiento público va a ser claro, porque ahora se proponen reformas en la política tanto en la supervisión como en las leyes", argumenta en el texto difundido por "Der Spiegel".

Además, anima a la ciudadanía a participar en el debate que él ha ayudado a iniciar con sus revelaciones sobre los programas de espionaje masivo de EEUU y califica de "error" la opción de fiarse de los gobiernos en la toma de decisiones sobre estos asuntos.

Por último, Snowden cierra su manifiesto repitiendo una frase que ya utilizó en la reciente carta que envió al gobierno alemán: "quien dice la verdad no comete ningún delito".