Siria reprime con brutalidad las protestas con decenas de muertos y detenciones

Veinte muertos por disparos de la policía en Siria, según Al Yazira

internacional

| 25.03.2011 - 14:34 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En Siria, la dictadura de Al Asad reprime hoy las protestas con la detención de decenas de manifestantes. Sucede un día después de que el régimen prometiera reformas tras asesinar a más de 40 personas. Las imágenes nos llegan a través de internet por la férrea censura impuesta. Miles de personas participaron hoy la ciudad sureña siria de Deraa en el entierro de varias víctimas de las últimas protestas políticas, en un ambiente de tensión pero sin la presencia de fuerzas policiales, mientras que en Damasco se registraron enfrentamientos entre los manifestantes y la policía con numerosos detenidos.

Al menos veinte personas han muerto hoy en una localidad del sur de Siria por disparos de la policía al dispersar una manifestación, según informó la cadena catarí de televisión Al Yazira.

La cadena, citando varios testigos, dijo que las víctimas se produjeron en la localidad de Sanamein. Al Yazira también informó de que otro manifestante pereció en la ciudad de Deraa, próxima a la anterior.

Al Yazira, sin embargo, reconoció que no ha podido verificar independientemente este número de víctimas.

Deraa, unos 100 kilómetros al sur de Damasco, fue escenario en los últimos días de duros enfrentamientos entre manifestantes de la oposición y fuerzas policiales, con decenas de civiles muertos, la mayoría de ellos por la violencia que se desató el pasado miércoles.

Las fuerzas de seguridad estaban apostadas a las afueras de la localidad e interrogaban a quien quería entrar a ella, pero dentro de Deraa no se veía presencia de policías ni de tropas del Ejército, según pudo comprobar Efe.

Decenas de personas han muerto en Deraa en los últimos siete días, especialmente el miércoles pasado, por choques entre manifestantes de la oposición y fuerzas policiales.

La protesta de hoy se desarrollaba pacíficamente hasta que a media tarde varias personas intentaron derribar una estatua del presidente Hafez al Asad, padre del actual gobernante, Bashar al Asad, lo que motivó un enfrentamiento con fuerzas de seguridad.

Se desconocen aún las razones que motivaron la represión sangrienta en la localidad de Sanamein, situada a mitad de camino entre Deraa y Damasco.

La marcha de hoy, que se desarrollaba a primera hora de esta tarde con una relativa calma, comenzó después de las oraciones del mediodía del viernes, la celebración religiosa más importante del mundo musulmán.

En la mezquita Al Omari, en una plaza bautizada como Plaza de la Dignidad por los manifestantes de la oposición, el imán que dirigió las oraciones pidió calma a la fieles y dijo que la violencia vivida aquí los días pasados es desconocida para el país.

Después del acto religioso comenzó una procesión con los féretros de tres de las víctimas de los últimos días, mientras los participantes, algunos de ellos portando pancartas pidiendo el final de la ley de emergencia, coreaban eslóganes contra la corrupción.

También ha habido protestas en otras ciudades de Siria, incluida Damasco, pero no se tienen noticias sobre la posibilidad de que en esas manifestaciones haya habido víctimas.

Mientras tanto, en Damasco, que en días pasados también fue escenario de protestas públicas parecidas, aunque sin víctimas mortales, decenas de manifestantes se enfrentaron con fuerzas policiales después de este mediodía.

Según la cadena catarí Al Yazira, los choques se produjeron durante una marcha para pedir la liberad de los detenidos durante las últimas protestas públicas y en solidaridad con las víctimas de Deraa.

De acuerdo con la cadena emiratí de televisión Al Arabiya, docenas de personas han sido detenidas en Damasco a raíz de estas protestas, que están siendo más violentas que las manifestaciones que se estaban desarrollando en Deraa.

Con el fin de reducir la tensión, el Gobierno sirio anunció ayer una serie de medidas, incluyendo el compromiso para derogar próximamente la ley de emergencia que está vigente desde 1962 y que, entre otras cosas, prohíbe las manifestaciones públicas.

Además, el presidente sirio, Bashar al Asad, ordenó anoche liberar a todas las personas que fueron detenidas por las manifestaciones de los últimos días.