Siria rechaza la petición de la Liga Árabe de que Al Asad traspase el poder

Bachar al Asad (AFP Photos)

internacional

| 23.01.2012 - 09:08 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Siria rechazó hoy la petición de la Liga Árabe de que su presidente, Bachar al Asad, traspase el poder al vicepresidente del país y la calificó de "complot conspiratorio", informó la agencia de noticias oficial, Sana, que cita una fuente oficial. Según esa fuente, Siria considera la resolución adoptada el domingo como "una violación de su soberanía nacional, una interferencia flagrante en sus asuntos internos y una infracción descarada de los estatutos de la Liga Árabe".

En una reunión ayer en El Cairo, los ministros de Asuntos Exteriores de la organización panárabe acordaron instar a Al Asad a que transfiera sus poderes al vicepresidente sirio, y a formar un gobierno de unidad nacional en el plazo de dos meses para convocar elecciones presidenciales.

La fuente oficial siria destacó que los ministros de la Liga Árabe deberían "asumir su responsabilidad para evitar que los grupos terroristas que asesinan a sirios inocentes y atacan edificios gubernamentales y las infraestructuras del Estado se financien y armen".

Sin embargo, los ministros (de la Liga) optaron por hacer "declaraciones provocadoras" que reflejan la conexión entre aquellos que pronunciaron esas palabras y un plan que pretende que la seguridad pueblo sirio sea a través de un llamamiento a una intervención extranjera en los asuntos internos del país, aseguró la fuente. Damasco cree que la iniciativa de la Liga Árabe para dar una solución a la crisis en Siria va en contra de los intereses de su pueblo y no evitará que el país "avance en sus reformas políticas, y traiga la seguridad y la estabilidad a su gente, que ha demostrado durante la crisis su apoyo a la unidad nacional".

La fuente no mencionó si Damasco dará su visto bueno a la extensión durante un mes de la misión de los observadores de la Liga Árabe, que tienen que supervisar sobre el terreno el cumplimiento de esa iniciativa, que estipula, entre otros, el fin de la violencia y la retirada de los elementos armados de las calles. Según datos de la ONU, más de 5.000 personas han muerto en Siria desde mediados de marzo pasado. El régimen sirio señala que más de 2.000 soldados han sido asesinados desde esa fecha por bandas armadas