Siria bombardea el campo de refugiados de Al Yarmuk

Dos adolescentes británicos huyen a Siria para unirse a los yihadistas

internacional

| 07.04.2015 - Actualizado: 16:28 h
REDACCIÓN

La aviación del Ejército sirio continuó la pasada madrugada bombardeando puntos del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk, en el sur de Damasco, donde el grupo terrorista Estado Islámico (EI) intenta hacerse con el control, informaron hoy activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que helicópteros del régimen lanzaron seis barriles de explosivos en las calles Nuh, Mansura y Oruba, cerca del Cementerio de los Mártires, en Al Yarmuk.

De esta manera, ascienden a veinticinco el número de barriles arrojados por las fuerzas armadas en los últimos tres días en el campo, en cuyo interior se enfrenta el EI a la organización Aknaf Beit al Maqdis -una facción palestina opuesta al régimen de Bachar al Asar- y a otros grupos rebeldes sirios. Estos bombardeos gubernamentales han causado la muerte de un hombre y varios heridos, indicó el Observatorio.

Las fuerzas del régimen también arrojaron hoy proyectiles en la calle Treinta, próxima a Al Yarmuk.

Por otro lado, según la ONG, al menos ocho personas han fallecido en los choques en el interior del campo: Un coronel desertor del Ejército de Liberación Palestino, cuatro miembros de Aknaf Beit al Maqdis y de facciones sirias y tres militantes del EI. La organización yihadista inició el miércoles un ataque para tomar el control del campo, situado a tan solo cinco kilómetros del centro de Damasco.

Al Yarmuk sufre desde hace dos años el cerco del ejército, y hasta ahora estaban presentes en su interior Aknaf Beit al Maqdis y el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, al que activistas y opositores acusan de haber ayudado al EI a entrar en el lugar, pese a que esta organización ha asegurado que se mantiene neutral.

Unas 160.000 personas habitaban el campo antes del comienzo del conflicto sirio en marzo de 2011. Su número ha descendido al menos a 18.000, aunque el director de Asuntos Políticos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Anuar Abdelhadi, lo rebajaba la semana pasada hasta 12.000.