Siete muertos por la explosión de un coche bomba en la ciudad siria de Homs

La primavera árabe intentó florecer en Siria, siguiendo la estela de Túnez, Libia y Egipto. Sin embargo, la fuerte represión llevada a cabo por el gobierno de Bashar Al-Assad durante todo este año ha impedido cualquier atisbo de cambio político. Alepo, en la imagen, segunda ciudad del país, se ha convertido en principal foco de enfrentamiento entre el ejército leal al régimen y los rebeldes, en una guerra que ya ha dejado miles de muertos. (Foto: Agencia SANA) (Agencia SANA)

internacional

| 08.06.2013 - 15:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos siete personas murieron hoy al estallar un coche bomba en la ciudad de Homs, en el centro de Siria, informaron a Efe fuentes oficiales que pidieron no ser identificadas.

El atentado se registró esta mañana en el barrio residencial de Adauiya y causó también daños materiales y un número indeterminado de heridos de diversa consideración, por lo que no se descarta que el número de víctimas mortales pueda aumentar en las próximas horas.

Además, las tropas gubernamentales tomaron hoy el control de la aldea de Buida, próxima a la estratégica localidad de Al Quseir y a la frontera con el Líbano, según las mismas fuentes.

La agencia oficial de noticias Sana también informó de que "un gran número de terroristas murieron y sus armas fueron destruidas" en la toma de Buida, adonde habían huido grupos de insurgentes en los últimos días.

La agencia añadió que el Ejército comenzó a limpiar la zona de barricadas y explosivos que habían sido colocados en las carreteras.

Las fuentes consultadas destacaron que esta pequeña población era el último sitio de la zona de Al Quseir que les quedaba por recuperar a las tropas, que -según su versión- ahora se centrarán en la lucha por los alrededores de Damasco, en especial la localidad de Guta, antes de moverse hacia la provincia septentrional de Alepo.

Ayer, las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, se hicieron con el control de las poblaciones de Al Masudiya y Al Salehiya, ubicadas también en la periferia de Al Quseir.

Esta serie de victorias se produce después de que el pasado miércoles el régimen recuperara Al Quseir con el supuesto apoyo de los milicianos del grupo chií libanés Hizbulá tras semanas de ofensiva contra los rebeldes.

De esta forma, las fuerzas de Al Asad están avanzando en una zona considerada estratégica, ya que por allí pasa la carretera que comunica Damasco con la costa mediterránea, donde se encuentran feudos de mayoría alauí, secta chií a la que pertenece el presidente.

Los rebeldes perdieron así la oportunidad de dominar la ruta que conecta el norte del Líbano, de mayoría suní, con la provincia de Homs, lo que permite el abastecimiento de armas.