Sesenta muertos por un ataque insurgente contra un puesto policial paquistaní

Atentado en Pakistán (AFP Photos)

internacional

| 02.06.2011 - 11:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos 60 personas han muerto desde ayer en un ataque de unos 170 insurgentes contra un puesto de control policial en una zona remota del noroeste paquistaní cercana a la frontera afgana, informaron fuentes policiales. Entre los fallecidos hay 22 agentes de la policía y de otro cuerpo de seguridad separado del Ejército, los 'Levies', entre 35 y 40 insurgentes y tres mujeres, según una fuente de la Policía del distrito de Alto Dir, donde tuvieron lugar los combates.

La fuente explicó que los enfrentamientos, que empezaron en la madrugada de ayer y concluyeron hoy, se desataron cuando el grupo de insurgentes cruzó la frontera afgana y asaltó el puesto de control de las fuerzas de seguridad en el remoto poblado de Shaltalo.

En un principio se informó de un gran número de bajas entre la Policía paquistaní y no de los fallecidos en el bando insurgente.

Varias fuentes de la Policía del distrito de Alto Dir explicaron a Efe que las autoridades tienen problemas para obtener información sobre el suceso armado a causa de la precariedad de las redes de comunicación en la zona.

La Policía y los cuerpos de seguridad formados a partir de la población tribal en estas zonas, como es el caso de este contingente atacado por los talibanes, acostumbran a estar peor equipados que el Ejército regular.

La montañosa Dir limita al sur con la región tribal paquistaní de Bajaur, donde el pasado 28 de mayo cinco personas perdieron la vida en un ataque suicida registrado en un mercado.

La demarcación paquistaní de Dir se halla muy cercana a la provincial oriental afgana de Nuristán, donde la semana pasada los talibanes se hicieron con el control de parte de la región durante varias horas tras lanzar un asalto armado en el que participaron unos 500 insurgentes, según fuentes oficiales afganas.

Los atentados reivindicados por los talibanes y las represalias del Ejército en forma de ofensivas puntuales contra los insurgentes son habituales en la provincia noroccidental de Khyber-Pakhtunkhwa y en las zonas tribales fronterizas con Afganistán.