Seis fallecidos en Chile por el terremoto de 8,2 grados | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Seis fallecidos en Chile por el terremoto de 8,2 grados

Retiran la alerta por tsunami en Chile, Perú y Ecuador

972.000 evacuados tras el terremoto

Rajoy expresa a Bachelet su pesar por seis víctimas del terremoto de Chile

internacional

| 02.04.2014 - Actualizado: 20:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las víctimas mortales del terremoto de 8,2 grados de magnitud que sacudió el norte de Chile aumentaron a seis, informaron fuentes oficiales, mientras las autoridades levantaron hoy la alerta de tsunami que se mantenía en seis localidades de la zona afectada. La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Chile confirmó que seis personas murieron y que más de 972.000 fueron evacuadas a raíz del terremoto de 8,2 grados ocurrido la noche de este martes en la zona norte del país.

Según el informe del director de la Onemi, Ricardo Toro, fallecieron seis personas, tres de ellas por infarto, otras dos aplastadas por derrumbes y una a raíz de una caída durante la evacuación.

Asimismo, el total de personas evacuadas a nivel nacional fue de 972.457, según la información proporcionada por los Comités Regionales de Operaciones de Emergencia, dijo Toro a los periodistas.

El terremoto se produjo a las 20.46 hora local del martes (23.46 GMT) con epicentro en el mar, a 89 kilómetros al suroeste de Cuya, frente a la costa de la región de Tarapacá.

Según el informe, hay aún ocho caminos interrumpidos en distintos tramos de las regiones afectadas; el hospital regional de Iquique sufrió daños que están en evaluación, mientras que unas dos mil viviendas resultaron dañadas en el municipio de Alto Hospicio, cercano a Iquique, en la región de Tarapacá, a unos 1.860 kilómetros al norte de Santiago.

En cuanto a la situación de los servicios sanitarios, en Arica, el 87 % de la región se encuentra con suministro eléctrico repuesto, en tanto un 67 % ya está con de agua potable, precisó el informe, difundido pasadas las 13.30 horas (16.330 GMT).

En Tarapacá en tanto, 38.509 hogares aún se encuentran afectados por cortes del suministro eléctrico y los municipios de Iquique y Alto Hospicio no cuentan con agua potable.

Por otra parte, el Centro Sismológico Nacional informó que hasta el momento se han registrado 96 réplicas del terremoto, de las cuales ocho han sido percibidas por la población y uno de ellos de mediana intensidad.

EPICENTRO BAJO EL MAR AL SUROESTE DE IQUIQUE

El sismo, ocurrido a las 23.46 GMT del lunes, tuvo su epicentro bajo el mar, al suroeste de Iquique y a unos 1.850 kilómetros de Santiago, en la región de Tarapacá.

Unas 900.000 personas fueron evacuadas hacia zonas altas de las ciudades tras confirmarse la alerta de tsunami, con un comportamiento que el ministro Peñailillo calificó de ejemplar, por el orden y tranquilidad con que se desarrolló la operación.

La orden de evacuación se extendió a las localidades costeras de todo Chile y adicionalmente, las autoridades decretaron en las mismas la suspensión de clases para este martes.

Pasadas las 06.30 horas de hoy (09.30 GMT), el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) chilena levantó la alarma de tsunami en las últimas seis localidades en que se mantuvo durante toda la noche: Arica, Pisagua, Iquique, Patache, Tocopilla y Mejillones.

INTENSA ACTIVIDAD SÍSMICA

El SHOA, no obstante, advirtió de que en esos puntos del norte de Chile el nivel medio del mar puede sufrir variaciones por varias horas más y las personas y las embarcaciones que realicen actividades en el mar podrían verse afectadas por las corrientes.

El terremoto de este martes se produjo después de una intensa actividad sísmica en la zona, limítrofe con Perú y Bolivia, desde el pasado 16 de marzo, ocasionada por el choque entre las placas de Nazca y Sudamericana y fue seguido durante la noche y la madrugada por más de una veintena de réplicas, algunas de hasta 4,9 grados Richter de magnitud.

Diana Comte, sismóloga de la Universidad de Chile, consideró "normal" la seguidilla de réplicas, además de advertir que los expertos aún no pueden determinar si el de anoche fue el gran sismo que se espera en la región desde hace más un siglo. La actividad de las placas Nazca y Sudamericana ha provocado al menos un terremoto de gran magnitud en cada siglo en la región, el último de ellos en 1877.

La presidenta Michelle Bachelet decretó zona de catástrofe en las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, dispuso el control militar de las zonas más afectadas, para garantizar la seguridad, y se preparó para viajar a la zona este martes.

Unas 350 reclusas de la cárcel de mujeres de Iquique se fugaron durante el sismo y según la policía, sólo algunas decenas habían sido detenidas o regresaron voluntariamente al penal durante la noche. Las autoridades locales esperaban la luz del día para evaluar los daños ocasionados por el sismo y el posterior tsunami que se abatió sobre la costa, con olas de dos metros o más en algunas localidades.

Más de una treintena de vuelos desde y hacia las ciudades de Arica, Iquique y Antofagasta fueron cancelados por las autoridades aeronáuticas, que señalaron que la situación se evalúa de forma permanente, para reanudar la actividad lo antes posible.

RAJOY EXPRESA SU PESAR A BACHELET

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado su pesar a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, por las seis víctimas provocadas por el terremoto de 8,2 grados de magnitud que ha sacudido el norte del país.

En un comunicado del Ministerio de la Presidencia, Rajoy ha puesto a disposición de Bachelet los recursos disponibles de España para atender las necesidades que se presenten en Chile.

Además, ha transmitido a su homóloga chilena "todo el apoyo y la solidaridad" del Gobierno, así como de todos los españoles, y ha rogado a Bachelet que transmita las condolencias a los familiares de las víctimas.