Schulz advierte que las elecciones alemanas "no están decididas"

internacional

| 13.08.2017 - 19:14 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Martin Schulz, advirtió hoy de que las elecciones del 24 de septiembre "no están decididas", a pesar de la ventaja de más de 15 puntos que le lleva la canciller Angela Merkel según los sondeos.

Schulz realizó estas declaraciones en una entrevista en la cadena pública "ZDF" en la que consideró que "todo es posible" aún y que en la campaña electoral cuenta todo, "hasta el último momento".

"Cuento con buenas opciones para dirigir el próximo gobierno", dijo Schulz pese a que las últimas encuestas le dan entre un 23 y un 24 % de los votos, frente al entre 38 y 40 % en el que se mueve el apoyo al bloque conservador de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y la bávara Unión Socialcristiana (CSU).

El candidato socialdemócrata se mostró a favor de que su partido no vuelva a aliarse como socio minoritario con los conservadores -y agregó que esa constelación tampoco la quiere la CDU-, pero aseguró que no tendría "nada en contra" de una gran coalición dirigida por el SPD.

Schulz reconoció que "a Alemania le va bien" y es un elemento de "estabilidad" en Europa, pero apuntó que aunque la economía se encuentra en una buena situación, "no a todos les va bien" y "el país está dividido".

El candidato del SPD prometió invertir más en educación, en investigación y desarrollo y en infraestructura digital, así como trabajar para que en Alemania haya salarios más justos, guarderías gratuitas para todos y una mejor atención para los mayores.

Reelegir a Merkel sería a su juicio votar por el continuismo, pero advirtió de que es necesario cambiar ahora para afrontar mejor el futuro, porque "el estancamiento es ir para atrás" en momentos de grandes cambios.

Aseguro además que decantarse por el SPD no es "arriesgado" y que en su opinión el riesgo es precisamente "no hacer nada".

El candidato se definió como una persona "seria" y de "principios", que no se mueve por las encuestas y que sólo promete aquello que podría después sacar adelante exactamente igual que como aparecía en el cartel electoral.

Schulz trató de diferenciarse de forma sustantiva de la canciller y criticó el modo en el que Merkel decidió abrir las fronteras durante la crisis de los refugiados, pues no consultó previamente a sus socios europeos.

Coincidió con Merkel, sin embargo, en la crítica a los grandes del sector automovilístico alemán a raíz de los últimos escándalos destapados, y en la necesidad de expulsar a los extranjeros que piden asilo pero delinquen o planean atentados.