Sarkozy rechaza acusaciones y critica las escuchas en su contra

En las elecciones presidenciales francesas de junio, el socialista François Hollande consiguió una holgada victoria sobre Nicolas Sarkozy. Los socialistas volvían al poder tras 17 años en la oposición, y surgía un contrapeso en la Unión Europea a las políticas de austeridad encabezadas por Alemania. En sus seis primeros meses de mandato, Hollande se ha propuesto la intención de "reorientar" Europa hacia la recuperación del crecimiento y la reducción del paro. (Foto: Partido Socialista de Francia) (Partido Socialista de Francia)

internacional

| 20.03.2014 - Actualizado: 23:54 h
REDACCIÓN
Más sobre: SarkozySuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy rechazó las acusaciones en su contra, denunció las escuchas a las que ha sido sometido y consideró que en su caso "han sido pisoteados los principios de la República con una violencia inédita y una ausencia de escrúpulos sin precedentes".

El ex jefe de Estado rompe su silencio con una tribuna en el periódico "Le Figaro", después de no dirigirse oficialmente a los franceses desde su derrota en las elecciones presidenciales de 2012.

En un largo texto titulado "Lo que quiero decir a los franceses", Sarkozy afirma que la situación ha llegado a tal punto que le hizo considerar que era su deber hablar.

"Jamás he pedido estar por encima de la ley, pero tampoco puedo aceptar estar por debajo", señala en un extracto de su tribuna adelantado por la edición digital del rotativo, que publicará la versión completa mañana.

Sarkozy denuncia los métodos empleados por los magistrados en las escuchas telefónicas a las que ha sido sometido desde el pasado septiembre, dentro de una investigación abierta sobre la presunta financiación ilegal de su campaña electoral en 2007, y critica que el Ejecutivo socialista asegurara que no estaba al tanto.

"Todavía hoy, toda persona que me llame debe saber que será escuchada. Leéis bien. No es un extracto del maravilloso filme 'La vida de los otros' sobre la Alemania del Este y las actividades de la Stasi (la policía política germano-oriental). No se trata de las actuaciones de tal dictador en el mundo contra sus opositores. Se trata de Francia", subraya.

El expresidente asegura que acepta "todos los combates, a condición de que sean legales", y muestra su rechazo a que la vida política francesa se haya rendido a "burdas manipulaciones".

"Lo sé, la ministra de Justicia no estaba al corriente, a pesar de todos los informes que pidió y recibió. El ministro del Interior tampoco, a pesar de las decenas de policías asignados a mi caso. ¿De quien se burlan?", se pregunta en la columna, con la que espera apelar "a la reflexión más que a la emoción".

En el texto aprovecha también para desmentir sus supuestas intenciones de volver a la primera línea política, con una candidatura a las elecciones presidenciales de 2017.

"Contrariamente a lo que se escribe a diario, no tengo ningún deseo de implicarme hoy en la vida política de nuestro país", concluye el expresidente, quien asegura a aquellos que dudan de su vuelta que la mejor manera de evitarla sería que pudiera vivir su vida "simplemente, tranquilamente, como un ciudadano normal"

Previamente, Sarkozy había denunciado la inmovilidad de la diplomacia francesa en la crisis siria mediante un comunicado emitido en mayo de 2012 y se había expresado a puerta cerrada ante los miembros de su partido, la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP) el pasado julio, pero el resto de sus opiniones hasta ahora se habían conocido a través de intermediarios.