Santos confirma 112 muertos por la avalancha en la ciudad colombiana de Mocoa

Rajoy traslada a Santos la solidaridad del pueblo español tras las avalanchas

Fotografía cedida por el Ejército de Colombia de sus integrantes

internacional

| 01.04.2017 - 18:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó hoy que al menos 112 personas fallecieron por la crecida de tres ríos que arrasaron varios barrios de la ciudad de Mocoa, capital del departamento de Putumayo en el sur del país.

"Me acaban de reportar que vamos en 112 (fallecidos), no sabemos cuántos van a ser, seguimos buscando y lo primero que quiero decir es que mi corazón y el de todos los colombianos están con las víctimas de esta tragedia", dijo Santos a periodistas al llegar a Mocoa.

La tragedia ocurrió anoche cuando un fuerte aguacero aumentó el caudal de los ríos Mocoa y de sus afluentes Sangoyaco y Mulatos, cuyo desbordamiento provocó una avalancha de agua y piedras que se llevó todo lo que encontró a su paso.

Al enterarse, Santos viajó a Mocoa para supervisar las tareas de rescate que están a cargo principalmente de las unidades militares en esa zona del país limítrofe con Ecuador.

El presidente explicó que la primera noticia que tuvo de la tragedia fue de madrugada, cuando le avisó el director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez.

El informe de fallecidos fue creciendo progresivamente conforme avanzaba su jornada de trabajo en la mañana de hoy.

El gobernante comentó que "el 30 % de la lluvia de un mes se produjo anoche y eso precipitó una creciente súbita de varios ríos y de las quebradas aledañas", lo que produjo las avalanchas.

Debido a la magnitud de la tragedia, los servicios de urgencias del principal hospital de esa ciudad de unos 45.000 habitantes colapsaron por la cantidad de heridos, según detalló a Efe el comandante de la Brigada 27 del Ejército, general Adolfo Hernández.

El alto oficial detalló que también "se están desplegando esfuerzos de búsqueda en el sector de Puerto Limón, donde aparecieron algunos cadáveres".

Sobre la situación en Mocoa, ciudad situada en medio de la selva de la región amazónica que solo está comunicada con el resto del país por vía aérea y por una precaria carretera, el militar señaló que es difícil pero ya han empezado a llegar auxilios.

RAJOY TRASLADA A SANTOS LA SOLIDARIDAD DEL PUEBLO ESPAÑOL TRAS LAS AVALANCHAS

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha trasladado a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, un mensaje de solidaridad tras las avalanchas provocadas por el desbordamiento de varios ríos que han provocado la muerte a 112 personas, según las últimas cifras.

A través de un telegrama enviado al Gobierno colombiano, Rajoy ha trasladado en su nombre y en el del Ejecutivo español su "testimonio de solidaridad y cercanía" con el "hermano pueblo colombiano en estos momentos de sufrimiento".

"El pueblo español siente como propio el gran dolor causado por las trágicas avalanchas provocadas esta madrugada por el desbordamiento de varios ríos en el departamento de Putumayo", ha expresado Rajoy.

Además, el presidente del Gobierno español le ha pedido a Santos que haga llegar a las familias de las víctimas mortales de este desastre natural el "más sentido pésame" por las "irremplazable pérdidas", así como sus deseos de pronta recuperación a los demás afectados por esta catástrofe.

"Permanezco a su entera disposición para lo que estime menester y le ruego que reciba el testimonio de mi más alta consideración y estima", concluye el texto.

Según ha confirmado hoy el propio presidente Santos, al menos 112 personas han fallecido por la crecida de tres ríos que arrasaron varios barrios de la ciudad de Mocoa, capital del departamento de Putumayo, en el sur del país.

La tragedia ocurrió anoche cuando un fuerte aguacero aumentó el caudal de los ríos Mocoa y de sus afluentes Sangoyaco y Mulatos, cuyo desbordamiento provocó una avalancha de agua y piedras que se llevó todo lo que encontró a su paso.