Samarás ofrece a la oposición crear un Gobierno de conciliación nacional

A cambio de facilitar la elección como candidato a la presidencia de la República del conservador Stavros Dimas

El primer ministro propone adelantar las elecciones generales, previstas para 2016, a finales de 2015

(Archivo)

internacional

| 21.12.2014 - 18:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El primer ministro griego, Andonis Samarás, lanzó hoy una oferta a la oposición para participar en un Gobierno "proeuropeo" a cambio de facilitar la elección como candidato a la presidencia de la República del conservador Stavros Dimas.

El primer ministro propuso adelantar las elecciones generales, previstas para 2016, a finales de 2015 y participar como ministros en su gabinete a miembros de la oposición como la izquierda moderada Dimar, que fue socio del Ejecutivo hasta el año pasado.

"Les llamo para que permitan la elección de Stavros Dimas como presidente de la República (...) Después de la elección presidencial, podemos ampliar el Gobierno con la participación de personas que creen en la perspectiva europea del país", dijo Samarás en un mensaje televisado.

Samarás aseguró que con la elección del presidente, Grecia recuperaría una estabilidad que es "extremadamente importante para la recuperación del país y para poder negociar la salida del Memorándum (rescate), y para el nuevo paraguas de ayuda".

El primer ministro asumió así una iniciativa de compromiso lanzada días atrás por un grupo de ocho diputados de la oposición, básicamente parlamentarios independientes y de la izquierda moderada de Dimar, que a cambio de su respaldo al candidato presidencial, exigían la creación de un Gobierno de transición para finalizar las negociaciones con la troika, una reforma constitucional, y la convocatoria de elecciones a lo largo de 2015.

Esta idea fue posteriormente respaldada por el propio líder del partido socialdemócrata Pasok, el viceprimer ministro, Evángelos Venizelos, y algunos dirigentes conservadores, como el ministro para la Reforma Administrativa, Kyriakos Mitsotakis.

La propuesta, no obstante, ha encontrado pocos apoyos hasta ahora en el grueso de la oposición, y además del rechazo frontal del principal partido opositor, el izquierdista Syriza, también el líder de la izquierda moderada de Dimar, Fotis Kuvelis, se ha manifestado en contra.

"El pueblo griego no quiere la convocatoria de elecciones anticipadas. Y tiene razón. Por nuestra parte hacemos lo que exige la Constitución por el interés del país, y es que el presidente de la República salga elegido de esta cámara legislativa. Debemos poner fin a la incertidumbre política. Grecia debe proceder al día siguiente (la era postrescate)", dijo Samarás en su breve alocución.

Para tratar de mantener la estabilidad interna y lograr el visto bueno de la Unión Europea (UE), la coalición gubernamental entre los conservadores de Nueva Democracia (ND) y Pasok propuso a Dimas por ser una figura respetada, con una larga trayectoria política a nivel nacional y europeo, que pudiese lograr un gran consenso.

Dimas fue varias veces ministro en los Gobiernos de ND ocupó el cargo de comisario europeo de 2004 a 2009.

Dejó el cargo de vicepresidente de ND, tras su designación como candidato a la jefatura del Estado.

El próximo martes, Dimas se somete a la segunda ronda de votación en el Parlamento, en la que necesita reunir una mayoría de dos tercios, es decir 200 votos.

En la primera vuelta, el candidato solo logró reunir 160 votos.

Si la segunda votación no prospera se realizará una tercera vuelta el 29 de diciembre, en la que el candidato deberá lograr tres quintos, 180 votos.

En caso de que la última votación no prospere, la Constitución establece un plazo de diez días para la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones generales entre tres y cuatro semanas después, esto es, entre el 25 de enero y el 1 de febrero.

El Ejecutivo de Samarás solo cuenta con 155 escaños, mientras una parte de la oposición, entre ellos el izquierdista Syriza, ha adelantado que votará en contra para forzar la celebración de comicios.