Salen de Járkov otros dos aviones con restos de 74 víctimas de avión malasio

50 policías australianos esperan luz verde para viajar al lugar del siniestro

internacional

| 24.07.2014 - 14:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dos aviones militares con los restos de 74 de las 298 víctimas del desastre aéreo del vuelo de Malaysia Airlines en el este de Ucrania salieron de Járkov, en el noreste del país, con destino a la ciudad holandesa de Eindhoven.

Otros 40 cuerpos de los fallecidos en la tragedia ya fueron trasladados ayer a Holanda después de que se celebrara en la pista una ceremonia simbólica de despedida con la presencia de cuatro féretros y honores militares. Los cadáveres de los pasajeros y tripulantes del avión malasio llegaron hace dos días a Járkov, zona bajo control del Gobierno ucraniano, desde la vecina región de Donetsk en un tren con vagones refrigerados.

El vuelo MH17 de Malaisya Airlines, que cubría la ruta Amsterdam Kuala Lumpur, se estrelló hace hoy una semana en la región de Donetsk, en una zona controlada por los rebeldes prorrusos, presuntamente alcanzado por un misil.

Aunque los insurgentes prorrusos han asegurado que en el lugar del siniestro ya no quedan restos humanos, el primer ministro de Australia, Tony Abbott, ha dicho que no hay certeza de que se hayan recuperado todos los cadáveres de las 298 personas que viajaban en el avión.

50 POLICÍAS AUSTRALIANOS ESPERAN LUZ VERDE PARA VIAJAR AL LUGAR DEL SINIESTRO

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, dijo que tienen a 50 policías a la espera de recibir autorización para viajar al lugar de Ucrania donde fue derribado el avión malasio con 298 personas a bordo. "Estamos listos para desplegar policía australiana en Ucrania para ayudar a proteger el sitio con el equipo internacional bajo la autoridad de Naciones Unidas", indicó Abbott, según la cadena local ABC.

El dirigente señaló que la situación sobre el terreno ha mejorado, pero precisó que en el lugar donde fue derribado el avión "nada sucede sin el permiso de los rebeldes armados". Los 50 agentes de la Policía australiana se encuentran en el Reino Unido.