Rubalcaba: "Era un atentado terrorista premeditado"

Espera que lleguen mañana los cadáveres

91 el número de españoles fallecidos en Afganistán

internacional

| 25.08.2010 - Actualizado: 18:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó este miércoles que el ataque en el que han muerto dos guardias civiles y un intérprete en Afganistán era "un atentado terrorista premeditado".

En rueda de prensa en la sede de Interior, Rubalcaba detalló que el "asesino" era el conductor de uno de los dos agentes fallecidos, se cree que del capitán. "Su oficio no era policía, era el conductor acreditado y que llevaba desde el principio -mes de marzo- con los miembros de la Guardia Civil", apostilló.

Sin embargo, fuentes militares consultadas por Servimedia precisaron que el terrorista era el conductor del jefe de la policía de Qala-i-Nao, el capitán Bashir, y no del capitán español.

El titular de Interior indicó que era "evidente que quien disparó sabía perfectamente lo que estaba haciendo", de ahí que lo condene como un atentado terrorista, si bien no supo precisar si los talibanes están detrás de este ataque.

El asesino, que según Rubalcaba "no tenía grado de policía", fue abatido a tiros por los efectivos de la patrulla de la Guardia Civil que estaban en la antigua base donde se produjeron los hechos.

El ministro, en un relato de los hechos, dijo que el atentado se produjo sobre las 6.20 horas de este miércoles, en la antigua base española "General Urrutia" -situada en el centro urbano-, cuando los guardias civiles se encontraban dando clase a un grupo de unos 47 miembros de la policía afgana. Allí estaban 9 agentes de la Guardia Civil y dos miembros de las Fuerzas Armadas.

Durante la clase, según Rubalcaba, el conductor "abrió fuego con un fusil de asalto contra los dos guardias civiles y su intérprete", agresión que fue repelida por la patrulla de la Benemérita presente en la base.

Los guardias civiles muertos son el capitán José María Galera Córdoba, de 33 años de edad y nacido en Albacete, y el alférez Abraham Leoncio Bravo Picayo, de 33 años y natural de A Coruña. Destinados en la Unidad de Acción Rural con base en Logroño, en el Centro de Adiestramientos Especiales, a los que se les dará "todos los honores".

Ambos se encontraban destinados en Afganistán desde el pasado mes de marzo y debían regresar a España, junto con el resto del contingente, el próximo 22 de septiembre. El intérprete, Ataola Taefik Alili, era un español de origen iraní de 54 años.

ASALTO

Tras lo ocurrido, dijo Rubalcaba, se produjeron "algunos intentos de asalto" a la base que fueron repelidos por los miembros del Ejército y de la Policía afganos. En concreto, en la actualidad en Afganistán había destacados 37 guardias civiles, de los que unos 20 se encuentran en Qala-i-Nao.

La muerte de estos dos agentes eleva a 91 el número de españoles fallecidos pertenecientes a la misión desplegada en Afganistán desde 2002 dentro de la Fuerza Internacional de Seguridad y Asistencia (ISAF).

El director de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, Francisco Javier Velázquez, y el jefe de Estado Mayor de la Defensa, general José Julio Rodríguez, partirán esta tarde sobre las 15.00 horas desde la base aérea de Torrejón (Madrid) rumbo a Afganistán para repatriar los dos cadáveres.

"Esperamos poder tener los cadáveres a lo largo de mañana aquí y organizar el recibimiento, honores, funeral y posteriormente el sepelio", dijo Rubalcaba, si bien añadió que son las familias las que deciden. "Les vamos a dar el máximo rango de honores", concluyó el ministro del Interior.