Romney toma la delantera en la intención de voto en las primarias de Florida

A sólo cuatro días de las primeras primarias presidenciales, Romney se adelanta con el 38 % de los votos a Gingrich

internacional

| 27.01.2012 - 18:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Mitt Romney, uno de los cuatro aspirantes a la candidatura republicana a la Presidencia de Estados Unidos, ha tomado la delantera a su principal rival, Newt Gingrich en Florida, a cuatro días de las primarias en este estado, según un sondeo difundido hoy.

Así lo refleja la encuesta, divulgada por la Universidad Quinnipiac y realizada entre los días 24 y 26 de enero entre votantes republicanos de Florida, con un margen de error del 4,1 %.

A sólo cuatro días de las primeras primarias presidenciales en un gran estado, el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney se adelanta con el 38 % de los votos al expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, que alcanza el 29 %" de la intención de voto, resumió la Universidad al presentar los datos.

Además, sólo el 6 % de los votantes potenciales en las elecciones del martes próximo aún no ha decidido su voto.

Estos datos ponen de relieve una clara mejora de las opciones de Romney, que al comienzo de la semana estaba empatado con Gingrich.

"El impulso de Gingrich con su victoria en Carolina del Sur parece haberse estancado y Romney parece estar ganando distancia en Florida", resaltó Peter Brown, subdirector del Instituto de Votación de la Universidad.

Hoy ambos precandidatos volverán a Miami para proseguir su campaña. Los otros dos aspirantes, Ron Paul y Rick Santorum, han bajado su perfil ante la falta de opciones, el 14 y 12 % de intención de voto, respectivamente, para pensar más en los próximos pasos del proceso de primarias.

En Florida están en juego 50 de los 1.144 delegados necesarios para ser designado como el candidato republicano que se batirá con Barack Obama en las elecciones presidenciales de noviembre.

Romney tiene asegurados 31 y Gingrich 26, y quien gane en Florida se hará con los 50 delegados en juego.

Entre otras actividades, ambos aspirantes, que mantienen una intensa campaña de anuncios en los medios de comunicación de Florida, participarán hoy en una conferencia organizada por el grupo conservador Red de Liderazgo Hispano (HLN), en Doral, una población de las afueras de Miami.

También acudirá el senador Marco Rubio, uno de los republicanos de origen hispano de perfil más destacado y el único legislador por Florida en el Senado de EEUU que aún no se ha decantado por uno de los aspirantes. Los otros tres legisladores, todos de origen hispano, apoyan a Romney.

Florida es un estado clave en el proceso de elección del candidato republicano y el primero en el calendario de las primarias en el que el voto latino, un 13 % del total, será decisivo.

A diferencia de otros estados, los hispanos de Florida no votan siempre por el mismo partido, ya que son una comunidad cada vez más diversa.

Así, además del gran número de cubanos que viven en el sur de Florida -generalmente de tendencia conservadora- también destaca la comunidad puertorriqueña del centro del estado, en Orlando y sus alrededores, en general de orientación más liberal.

De ahí que los candidatos no dejen de hablar de cuestiones relacionadas con la inmigración y con Latinoamérica, y que incluso hayan preparado anuncios en español que estos días inundan los medios locales.

El jueves por la noche se celebró en Jacksonville, al norte del estado, el último debate televisado entre los cuatro candidatos antes de las primarias del martes y Gingrich dio la impresión de sentirse incómodo y acorralado por Romney.

"Con los debates ya acabados, ahora Gingrich va a necesitar alguna otra manera de invertir la corriente", que parece tener en contra, apuntó Peter Brown.

Los cambios en intención de voto se han notado entre los hombres, que se inclinan cada vez más por Romney, mientras las mujeres siguen apoyando más a Gingrich.

Pero "tres de cada diez votantes dicen que aún podría cambiar de opinión", advirtió Brown.