Romney arrasa en Florida y vuelve a ser el favorito de los republicanos

Gingrich confía todavía en ser el candidato pese a triunfo de Romney

internacional

| 01.02.2012 - 09:21 h
REDACCIÓN
Más sobre: romneySuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, ganó con contundencia las primarias republicanas en Florida y recuperó la iniciativa en una contienda electoral caracterizada hasta ahora por los drásticos altibajos de sus participantes. Con el 81 % de los votos escrutados, Romney se hace con el 47 % de los votos, una ventaja de 15 puntos con respecto a su rival más inmediato, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, que recibe el 32 %.

A gran distancia quedan el ex senador Rick Santorum, que obtiene el 13 % de los sufragios, y el congresista Ron Paul, que debe conformarse con el 7 %.Un exultante Romney compareció ante sus seguidores para agradecer la victoria y, ya sintiéndose candidato del partido, arremeter contra el presidente de EE.UU., Barack Obama, con el que aspira a batirse el 6 de noviembre. "Señor presidente, le eligieron para liderar y usted optó por dejarse mandar. Ha llegado el momento de echarse a un lado", afirmó Romney, quien quiso proyectar una imagen ya de mandatario y de candidato de hecho de su partido.

Como ha hecho a lo largo de sus discursos de campaña, Romney arremetió contra el presidente estadounidense asociándolo al Viejo Continente, al afirmar que la Casa Blanca de Obama representa "lo peor de lo que se ha convertido Europa".El ex gobernador tiene buenas razones para sentirse satisfecho. Las encuestas a pie de urna señalan que batió a Gingrich en prácticamente todos los segmentos de población: mujeres, mayores de cincuenta años e hispanos, que le dieron su voto por gran mayoría. Gingrich se impuso, por contra, en el noroeste del estado, donde la población es de corte más conservador.

Los resultados representaron un tremendo giro para la campaña electoral con respecto a cómo estaba hace tan sólo diez días. Las primarias de Carolina del Sur dieron la victoria por un margen del 12 % al ex presidente de la Cámara y las encuestas apuntaban al auge de este candidato también en Florida. Todo un revés para Romney, que tras ganar con claridad en Nuevo Hampshire el día 10 había aspirado a un triunfo en Carolina del Sur y otro en Florida para dar por cerrada la nominación.

Pero a lo largo de los últimos diez días, Gingrich, en lugar de afianzar el terreno, lo fue perdiendo. En parte por la enorme ventaja financiera de Romney, que ha recaudado mucho más dinero que su rival y ha podido gastar en el estado sureño diez veces más que él. Pero también por la agresividad del ex gobernador en los dos debates celebrados en el estado, en los que puso a su rival a la defensiva.

GINGRICH CONFÍA EN SER EL CANDIDATO REPUBLICANO PESE A TRIUNFO DE ROMNEY

El ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich aseguró tras su segundo puesto en las primarias de Florida que continuará luchando "en cada uno de los estados hasta lograr la victoria"."Está claro que esto va a ser una carrera entre dos personas, el líder conservador Newt Gingrich y un moderado de Massachusetts", dijo el ex presidente de la Cámara de Representantes ante sus seguidores tras conocerse el resultado de las primarias.

Gingrich añadió que será el nominado para enfrentarse a Barack Obama en las elecciones de noviembre y que además, así demostrará que "el poder de la gente derrota al poder del dinero", en clara alusión a la fortuna y superiores recaudaciones de su inmediato rival, Mitt Romney. "Las elecciones de Carolina del Sur y Florida han determinado qué tipo de candidatos somos. Uno que es realmente conservador y otro que es más bien moderado", agregó.

Gingrich pidió la ayuda de sus votantes para "devolver a Estados Unidos lo que merece" y apeló a su colaboración en las redes sociales para poder hacerse con la nominación. "Sólo si me ayudáis, y somos un equipo, restituiremos el modelo conservador con vuestra ayuda, y lo primero que haré será revocar el Obamacare (reforma sanitaria) y que dejen de desaparecer negocios. Mi objetivo es un mañana mejor para los americanos", agregó alentando al público.

Mientras hablaba, una pantalla mostraba el lema "Aún quedan otros 46 estados", en un indicio de que el ex presidente de la Cámara de Representantes no se dará tan fácilmente por vencido. "Creemos que es necesario un cambio radical en Washington aunque no le guste a la clase dirigente actual. Estas elecciones son las más importantes de sus vidas, si Barack Obama vuelve a ganar va a ser un desastre para Estados Unidos", advirtió.