Retiran una estatua de Donald Trump desnudo del centro de Manhattan

Dimite el jefe de campaña de Donald Trump

Trump, "arrepentido" por algunas de las cosas que ha dicho "en caliente"

Estatua de Donald Trump desnudo

internacional

| 19.08.2016 - 13:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Autoridades municipales retiraron hoy de Unión Square, en el centro de Manhattan, una estatua a tamaño natural del magnate y candidato republicano a la Presidencia de EEUU, Donald Trump, desnudo.

La estatua es obra del grupo de artistas Indecline, que con la colocación de la figura en medio de la concurrida plaza pretendían protestar por las actitudes y declaraciones del candidato presidencial.

El "doble" desnudo de Trump estuvo apenas dos horas en la calle antes de ser retirado por miembros del Departamento de Parques y Ocio de la ciudad, que dijo en un comunicado que "cualquier obra de arte que se exponga en la calle sin permisos es ilegal".

Antes de que fuera retirada, eso sí, numerosos neoyorquinos y turistas aprovecharon para hacerse fotografías con la figura.

El colectivo de artistas realizó anteriormente protestas similares en contra del magnate inmobiliario en Seattle, Cleveland, Los Ángeles y San Francisco.

DIMITE EL JEFE DE CAMPAÑA DE DONALD TRUMP

Paul Manafort, el jefe de campaña del candidato presidencial republicano, Donald Trump, ha presentado su dimisión, dos días después de que el magnate neoyorquino remodelara su equipo para la recta final de la campaña.

"Esta mañana Paul Manafort me ha ofrecido su dimisión, y yo la ha aceptado", dijo Trump en un comunicado, en el que agradeció el "gran trabajo" realizado por su jefe de campaña durante el proceso de primarias y la convención republicana.

La dimisión se produce unos días después de que el periódico "The New York Times" publicara que Manafort recibió durante un periodo de seis años casi 13 millones de dólares procedentes de un partido prorruso en Ucrania.

Dos días más tarde, Trump reestructuró el equipo y puso al frente de su campaña a Stephen Bannon, directivo de un medio conservador conocido por defender su estilo provocador, y a Kellyanne Conway, hasta ese momento asesora y analista de encuestas de la candidatura.

"The New York Times" publicó que esos pagos a Manafort, entre 2007 y 2012, aparecen en unos libros de contabilidad secretos del Partido de las Regiones del derrocado presidente ucraniano Víktor Yanukóvich que están siendo investigados por la Oficina Anticorrupción en Kiev.

El periódico aseguró que entre las transacciones dudosas hay un acuerdo por 18 millones de dólares para vender activos de una televisión a un consorcio montado por Manafort y el oligarca ruso Oleg Deripaska, cercano al presidente ruso, Vladímir Putin.

Manafort se unió a la campaña en marzo pasado, tres meses antes de la dimisión del hasta entonces responsable de la campaña, Corey Lewandowski, por sus relaciones "hostiles" con la prensa y el malestar de algunos miembros del Comité Nacional Republicano.

TRUMP "ARREPENTIDO" POR ALGUNAS DE LAS COSAS QUE HA DICHO "EN CALIENTE"

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, mostró hoy su "arrepentimiento" por algunas de las cosas que ha dicho "en caliente" durante la campaña electoral, especialmente aquellas que han causado "dolor personal".

El magnate, cuyas salidas de tono se cuentan por decenas pero que casi nunca rectifica o se disculpa, hizo estas sorprendentes declaraciones durante un acto en Carolina del Norte, el primero después de reestructurar este jueves a su equipo de campaña.

"A veces, en caliente y hablando sobre una multitud de temas, uno no escoge las palabras acertadas o dice algo equivocado. Yo he hecho esto, y lo crean o no me arrepiento de ello, particularmente cuando ha podido causar dolor personal", dijo el magnate neoyorquino.

Recordó que "hay demasiado en juego" para los republicanos en las elecciones como para "consumirse" con este tipo de polémicas.

Además, justificó su temperamento, criticado por muchos de sus compañeros de partido, en que "no es un político" de carrera, sino alguien "que ha dedicado toda su vida a hacer negocios".

"Nunca he querido aprender ese idioma (el de los políticos), y nunca he sido políticamente correcto. Toma demasiado tiempo", añadió el candidato republicano.

Trump se dio a conocer como aspirante presidencial con un discurso en el que acusó a los inmigrantes mexicanos de "violadores", "criminales" y "traficantes de droga" y durante los siguientes meses pasó por encima de sus rivales republicanos con continuos ataques personales hasta lograr la nominación.

Muchos esperaban que después de ser proclamado oficialmente candidato, Trump moderaría sus modales, pero lejos de eso, ha protagonizado un espiral de polémicas que lo ha hundido en las encuestas.

Una de las más sonadas fue su llamado a los partidarios de las armas a hacer algo para impedir que su rival, la demócrata Hillary Clinton, llegue a la Casa Blanca, aunque su enfrentamiento con los Khan, los padres de un soldado estadounidense y musulmán muerto en la guerra de Irak, fue la que más críticas le causó.

LA FUNDACIÓN CLINTON LIMITARÁ LAS DONACIONES SI HILLARY CLINTON LLEGA A LA CASA BLANCA

La Fundación Clinton anunció hoy varios cambios si gana la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, las elecciones de noviembre, entre las que destaca la renuncia a recibir donaciones desde el extranjero o de corporaciones.

De este modo, la fundación, cuyo nombre completo es Fundación Bill, Hillary y Chelsea Clinton, tan solo recibirá donaciones de ciudadanos estadounidenses y de entidades sin ánimo de lucro.

Además, gane o pierda los comicios la ex primera dama, la fundación dejará de organizar la Iniciativa Global Clinton, un encuentro anual que reúne a mandatarios, grandes empresarios, donantes y famosos.

La Iniciativa Global Clinton celebrará su duodécimo y último encuentro en septiembre en Nueva York, coincidiendo con la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El último cambio en la fundación sería la renuncia del ex presidente estadounidense Bill Clinton de su junta directiva, mientras que el futuro papel de Chelsea, la hija de los Clinton, aún no se ha definido.

Hillary Clinton ya renunció a su puesto en la junta tras anunciar sus aspiraciones presidenciales el año pasado.

Fundada en 1997, no fue hasta que Bill Clinton dejó la Casa Blanca en 2001 cuando la familia tomó las riendas de la organización.

La fundación de los Clinton, que ha recaudado más de 2.000 millones de dólares en algo menos de dos décadas, es utilizada habitualmente por los republicanos y especialmente su candidato, Donald Trump, para desprestigiar a la ex primera dama.

Algunas críticas apuntan a que parte de estos 2.000 millones de dólares proceden de gobiernos de otros países, algunos con políticas a las antípodas de Estados Unidos, por lo que Clinton podría tener deudas con ellos de llegar a la Casa Blanca.

En el mismo sentido, los conservadores han reprochado que algunos de los donantes tuvieran una relación demasiado cercana con Clinton y sus asesores mientras desempeñó el cargo de secretaria de Estado, entre 2009 y 2013.

Aunque los Clinton siempre han negado cualquier tipo de conflicto de interés entre la fundación y su carrera política, los cambios anunciados hoy han sido recibidos por sus críticos como un reconocimiento implícito a que el problema, de hecho, existió.

El presidente del Partido Republicano, Reince Preibus, afirmó que "ahora que han admitido que hay un problema, la Fundación Clinton debería dejar de aceptar donaciones del extranjero de inmediato y devolver hasta el último centavo recibido de otros países, muchos de ellos con un historial atroz de derechos humanos o con vínculos con el terrorismo".