Al menos 20 muertos en Siria pese al alto el fuego, según opositores

El Consejo Nacional Sirio denuncia que el alto el fuego es parcial

internacional

| 12.04.2012 - 10:13 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Consejo Nacional Sirio (CNS) denunció hoy que el gobierno de Damasco aplica el alto el fuego de "forma parcial", dado que la represión continúa y el armamento pesado no ha sido retirado de las zonas pobladas. "Los disparos han cesado en una gran escala, pero no totalmente", señaló la responsable de relaciones internacionales del CNS, Bassma Kodmani, quien denunció tres muertes en la jornada de hoy, dos en Idleb y una en Hamma, y "docenas de detenciones".

Kodmani explicó que sus fuentes sobre el terreno le indican que hay "redadas masivas" en las ciudades de Aleppo, Dera y Homs y que por ahora se sabe de una veintena de detenciones en la primera localidad citada y al menos una decena en la segunda.

La activista recordó que el plan establecido por el enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, para el cese de las hostilidades en Siria a las 6.00 horas (3.00 GMT) de hoy incluía la retirada de los tanques de las ciudades, "algo que no ha sucedido"."No hemos visto que los tanques se hayan retirado del centro de las ciudades como estaba previsto en el plan de Annan. Vemos los tanques posicionados en áreas pobladas, exactamente como hace tres semanas"."No hay ninguna evidencia de un verdadero repliegue", concluyó la activista.

Kodmani agregó, asimismo, que se "han multiplicado" el número de controles militares en todo el país y que éstos están "fuertemente armados"."El régimen vuelve a su estrategia de los primeros meses, cuando no bombardeaba a la gente pero sí detenía y 'desaparecía' diariamente".

La activista solicitó una vez más a la comunidad internacional que presione al régimen para que le obligue a cesar todas las hostilidades y que no reprima la libertad de manifestación de los ciudadanos. "La prueba real para el régimen es si permite o no a la gente que salga libremente a la calle a manifestarse pacíficamente", especificó Kodmani, quien aclaró que si este extremo se cumple, el CNS pedirá que se despliegue cuanto antes el grupo de observadores internacionales, contemplado también en el plan de Annan. "Obtener los observadores sobre el terreno lo más rápido posible es nuestra primera prioridad", dijo.

Una vez desplegados, debería empezar el diálogo político, pero la responsable de relaciones internacionales ha dejado claro que el CNS nunca negociará con Asad ni nadie de su gobierno. "El objetivo al que nunca renunciaremos es la salida del poder de Bachar al Asad y de toda la estructura de seguridad que lo rodea. Nosotros no negociaremos con él", afirmó rotunda, al tiempo que explicó que el diálogo político deberá llevarse a cabo a través de un mediador.

Desde que comenzó el conflicto sirio hace un año, más de 9.000 personas han muerto, 200.000 han tenido que huir de sus casa y son desplazados en el interior del país, y unos 30.000 se han refugiado en los países limítrofes., y no se deben crear alarmas injustificadas", zanjó.

Al menos 20 personas murieron hoy en Siria por los disparos y bombardeos de las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad, la mayoría en las provincias de Homs (centro) e Idleb (norte), informó a Efe una organización opositora.

El portavoz de la red Comités de Coordinación Local (CCL), Hozam Ibrahim, explicó que continúan los disparos de francotiradores en ciudades como Homs y Alepo (norte), tras la entrada en vigor hoy de un alto el fuego acordado por las partes bajo los auspicios del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan.

Pese a las denuncias de la oposición, Naciones Unidas avaló hoy la implementación del alto el fuego por parte del régimen sirio y tanto el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, como Annan aseguraron con cautela que la situación es más tranquila en el país.

De acuerdo a la documentación del grupo opositor, nueve personas fallecieron en Homs, seis en Idleb, cuatro en poblaciones de la periferia de Damasco y una en Alepo. Entre las víctimas de Homs, al menos dos de ellas perecieron en un bombardeo contra la localidad de Al Qosair, mientras que otra falleció por los disparos de un francotirador en el barrio de Al Bayada, donde las fuerzas de seguridad abrieron también fuego desde un puesto de control.

Además, los CCL señalaron que varias de las manifestaciones convocadas por la oposición en distintos puntos del país, como Idleb, Alepo y Deir el Zur (este), fueron dispersadas a la fuerza por los leales al régimen.

En una de ellas, que tuvo lugar cerca de Yisr al Shugur, en Idleb, fronteriza con Turquía, fallecieron al menos dos personas por los disparos.

Mientras, los medios oficiales sirios informaron de la explosión de una bomba en Alepo que causó la muerte de un oficial y heridas a otras 24 personas.

El régimen de Damasco anunció que frenaría sus operaciones militares esta mañana, de acuerdo con el plan de paz de Annan, que estipula el cese de las hostilidades y la retirada de las tropas de las ciudades, entre otros.