Reabren los bancos en Grecia pero se mantienen los controles de capital

Se permite sacar hasta 60 euros diarios de los cajeros con un máximo de 420 al final de semana

Grecia inicia el pago de 6.250 millones al BCE y al FMI

internacional

| 20.07.2015 - 07:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los bancos de Grecia abrieron hoy después de tres semanas de cierre, para permitir realizar operaciones en ventanilla, aunque los controles de capital aún se mantienen. Los ciudadanos pueden acudir a las sucursales a realizar las operaciones que hasta ahora solo se podían hacer por vía telemática y para evitar colas muchas entidades han establecido un sistema de cita previa.Se permiten transacciones como el pago de cuotas y créditos de todo tipo, por ejemplo deudas al Estado, a empresas públicas, a los fondos de pensiones estatales o a seguros privados.

El acceso a efectivo a través de los cajeros automáticos seguirá siendo de 60 euros diarios, pero con la novedad de que se permitirá la retirada acumulativa de 420 euros al final de la semana. Los griegos tendrán acceso a sus depósitos a plazos y a las cajas fuertes y podrán cobrar cheques, incluidos los que vencieron durante el periodo de clausura de las entidades.

Las operaciones al extranjero, en cambio, continúan siendo muy limitadas, pero se permiten acciones a las empresas de exportación e importación. Los padres que tengan hijos estudiando en el extranjero podrán mandarles hasta 5.000 euros por trimestre y a aquellos que deban abonar costes de hospitalización en otro país también disponen de hasta 2.000 euros.

La apertura de los bancos ha sido posible tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) que el jueves pasado elevó en 900 millones de euros la liquidez de urgencia a la que las entidades pueden acceder a través del Banco de Grecia.La presidenta de la Unión de Bancos griegos, Luka Katseli, ha llamado a la población a devolver el dinero a los bancos para hacer más fuerte el sistema.

"Hay que vencer el miedo. Si apoyamos al sistema bancario, los problemas serán menores y los venceremos", ha dicho Katseli en declaraciones a la cadena privada Skai. Katseli, que ha reiterado la solvencia de la banca helena, ha destacado que "no será necesaria una quita de los depósitos en el futuro, si todos actuamos responsablemente".

Además ha instado a utilizar las tarjetas de débito y crédito para realizar transacciones seguras y para luchar contra el fraude fiscal, y ha subrayado que la Unión de Bancos emprenderá nuevas iniciativas para reforzar este hábito, ya que el uso del dinero electrónico no es una práctica muy extendida en Grecia. Está previsto que el país reciba hoy la financiación de urgencia de 7.016 millones de euros que ha aprobado la Unión Europea para devolver al BCE 3.500 millones de euros.

GRECIA INICIA EL PAGO DE 6.250 MILLONES AL BCE Y AL FMI

El Gobierno griego ha comenzado el proceso de pago de un total de 6.250 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE) y al Fondo Monetario Internacional (FMI), según indicaron a Reuters funcionarios del Ministerio de Finanzas del país heleno. En concreto, Grecia debe pagar este lunes 4.200 millones al BCE, de los que 3.500 millones corresponden al principal y 700 millones a intereses.

Asimismo, el país heleno ejecutará el pago de 2.050 millones de euros al FMI, con lo que saldará la deuda con la institución acumulada desde que el pasado 30 de junio cometiera el primer impago, lo que situó a Grecia en mora con el Fondo, imposibilitando así que la entidad dirigida por Christine Lagarde pudiese participar en un nuevo plan de asistencia.

Grecia obtuvo la semana pasada un crédito puente de 7.160 millones de euros procedente del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSM por sus siglas en inglés) para afrontar sus necesidades de financiación mientras negocia con sus socios un nuevo programa de rescate a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Este préstamo de emergencia cuenta con un plazo de vencimiento máximo de tres meses y será desembolsado hasta en dos cuotas, permitiendo a Grecia "ponerse al día en sus atrasos con el FMI y el Banco de Grecia y reembolsar al BCE", hasta que pueda recibir financiación bajo un nuevo programa del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).