Rasmussen: “La OTAN suspende la cooperación con Rusia y aumenta su apoyo a Ucrania”

Rasmussen (Archivo)

internacional

| 07.08.2014 - 16:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, aseguró que la Alianza Atlántica ha decidido suspender la cooperación con Rusia, al tiempo que aumenta la asistencia a Ucrania.

"La OTAN suspende la cooperación con Rusia (...) y ha tomado la decisión de incrementar el nivel de asistencia y cooperación con Ucrania", dijo Rasmussen en Kiev durante su reunión con el presidente del Parlamento ucraniano, Alexandr Turchínov.

Rasmussen agregó que los aliados han decidido "reforzar la defensa colectiva de todos los miembros de la OTAN" y condenó los pasos dados por Rusia contra la integridad territorial de Ucrania, en particular, al anexionarse la península de Crimea.

El jefe aliado subrayó que Moscú sigue viendo a la OTAN "como un rival" y no descartó la imposición de nuevas sanciones económicas occidentales contra Rusia si sigue interfiriendo en el conflicto separatista en el este de Ucrania.

"Hemos llegado a la conclusión que Rusia no ve a la OTAN como un socio. Si lee los documentos rusos, si escucha a sus dirigentes, verá que la ven (a la Alianza) como un contrincante", señaló, citado por la oficina de prensa de la Rada Suprema (Legislativo).

Poco antes, Rasmussen abordó con el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, el reforzamiento de la cooperación entre Ucrania y la Alianza en el marco del actual conflicto entre fuerzas gubernamentales y rebeldes prorrusos.

Esa cooperación se traducirá "en el apoyo de la capacidad defensiva de Ucrania" en los ámbitos técnico y material, de sistema de mando, defensa cibernética y comunicaciones.

"Estoy aquí para ofrecer a Ucrania y a (el presidente ucraniano) Petró Poroshenko el apoyo político de la OTAN", escribió Rasmussen en su cuenta de Twitter al aterrizar en Kiev.

La llegada de Rasmussen coincide con las denuncias aliadas de que Rusia ha concentrado a unos 20.000 soldados "listos para el combate" en la frontera oriental de Ucrania.

La OTAN teme que Rusia aproveche una misión humanitaria o de pacificación como excusa para el envío de tropas al este de Ucrania.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia negó la movilización de sus tropas en la frontera y acusó a la OTAN, el Pentágono y el Departamento de Estado norteamericano de "improvisar" en sus declaraciones sobre el papel ruso en el conflicto ucraniano.