Rajoy y Netanyahu acuerdan investigar la muerte del casco azul español en Líbano

Netanyahu ha expresado "sus condolencias y tristeza" por la muerte del militar español

Un grupo de militares españoles se integrará en el equipo israelí que investigará el ataque

Benjamín Netanyahu

internacional

| 30.01.2015 - Actualizado: 22:53 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, han acordado abrir una investigación conjunta para esclarecer la muerte en Líbano del militar español Francisco Javier Soria Toledo.

Ambos mandatarios han adoptado esta decisión durante una llamada telefónica que Netanyahu ha hecho a Rajoy para expresar "sus condolencias y tristeza" por el fallecimiento del militar español, según ha informado el Gobierno en un comunicado.

El primer ministro de Israel ha reiterado al presidente del Gobierno español su agradecimiento por la presencia de militares españoles en la FINUL, al igual que su compromiso con la paz en la zona.

En la conversación telefónica, Mariano Rajoy ha expresado a Netanyahu, por su parte, sus condolencias por los soldados israelíes fallecidos y ha agradecido al primer ministro israelí su llamada y su disponibilidad para llevar a cabo la investigación conjunta.

El cabo Soria, de 36 años, murió en el sur del Líbano en el conflicto que libran fuerzas de Israel y del grupo chií Hizbulá. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó ayer que "parece probado" que el militar español, que se integraba en la misión de la ONU en el Líbano, fue alcanzado por fuego disparado por Israel.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha pedido comparecer ante la comisión correspondiente del Congreso para informar de los detalles de ese suceso en el que perdió la vida el cabo Francisco Javier Soria.

MILITARES ESPAÑOLES SE INTEGRARÁN EN EL GRUPO DE INVESTIGACIÓN

El Ministerio de Defensa enviará a un grupo de militares que se integrarán en el equipo israelí que investigará el ataque del pasado miércoles en Líbano en el que perdió la vida el cabo Francisco Javier Soria Toledo, según han informado fuentes del departamento que dirige Pedro Morenés.

Así se ha acordado después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya hablado por teléfono con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y se ha concretado con la conversación que, por su lado, han mantenido Morenés y su homólogo del país hebreo, Moshe Yaalom.

Las fuentes consultadas han indicado que será el Estado Mayor de la Defensa el que determine qué militares españoles serán los que viajen a Israel para colaborar en la investigación que el Gobierno de Netanyahu ha anunciado que va a realizar al margen de la que hará Naciones Unidas.

El cabo Soria Toledo, que ingresó en las Fuerzas Armadas en 2004, tenía 36 años, estaba casado y era natural de Málaga. Llevaba en Líbano desde el pasado noviembre, aunque era la segunda vez que participaba en la FINUL, la misión de la ONU en este país de Oriente Próximo.

El incidente en el que falleció se produjo en la zona de Líbano que es responsabilidad del contingente español, en el curso de un bombardeo con granadas del Ejército israelí contra posiciones de Hezbolá en respuesta a un ataque previo de esta milicia.