Rajoy y Kenny buscan minimizar el brexit sin renunciar a principios europeos

Rajoy: "Debemos continuar impulsando la integración económica y política europea"

Kenny desea es "un desenlace lo más cercano posible a lo que existe ahora"

La primera ministra británica, Theresa May dará el próximo martes su esperado discurso sobre el "brexit"

Mariano Rajoy y el primer ministro irlandés, Enda Kenny

internacional

| 12.01.2017 - 20:11 h
REDACCIÓN

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, han apostado hoy por buscar una buena relación en todos los ámbitos entre la UE y el Reino Unido una vez que se haga efectivo el "brexit" y minimizar sus efectos, pero defendiendo los principios esenciales del proyecto europeo. Rajoy y Kenny han mantenido una reunión en Madrid que ha estrenado la agenda internacional del jefe del Ejecutivo en 2017 y en la que el asunto principal ha sido analizar las consecuencias que tendrá la salida del Reino Unido del club comunitario.

El jefe del Ejecutivo español ha considerado el "brexit" como un desafío para la UE y ha recordado que la primera ministra británica, Tehesra May, ha anunciado su intención de presentar antes del fin de marzo su notificación para salir de la Unión Europea.

En esa negociación entre la UE y el Reino Unido ha garantizado que España e Irlanda trabajarán para preservar sus intereses, defender los derechos de sus ciudadanos y mantener la mejor relación posible con el país que abandonará la UE. Pero ha advertido: "No renunciaremos a los principios esenciales del proyecto europeo como la indivisibilidad de las cuatro libertades del mercado interior ni renunciaremos a nuestra vocación europeísta". "Debemos continuar impulsando la integración económica y política europea", ha recalcado.

Kenny ha explicado que su país sería el más afectado por un "brexit duro" y que lo que desea es "un desenlace lo más cercano posible a lo que existe ahora".

Mientras tanto, ha instado a esperar para conocer el carácter de la negociación que pretende plantear el Reino Unido, porque a partir de entonces es cuando se podrán determinar los principales desafíos políticos. "Eso es lo que se va a negociar y eso es lo que interesa a España e Irlanda", ha añadido.

Kenny ha señalado que ha explicado a Rajoy lo que puede suponer el "brexit" para un territorio como Irlanda del Norte inmerso en un proceso de paz y el jefe del Gobierno ha subrayado que tanto la UE como Estados Unidos apoyan ese proceso y lo van a seguir haciendo.

Rajoy ha manifestado que tanto España como Irlanda han pasado por importantes ciclos políticos y económicos en los últimos años, han formado recientemente nuevos gobiernos y, "tras grandes sacrificios", ha protagonizado una mejora de sus economías. "Ambos países hemos regresado a la senda del crecimiento económico y la creación de empleo", ha añadido el presidente del Gobierno.

Kenny ha recordado que tanto su ejecutivo como el de Rajoy se encuentran ahora en una situación de minoría que requiere acuerdos y "otra mentalidad" distinta a la de la mayoría absoluta para conseguirlos.

El presidente del Gobierno ha puesto de manifiesto la gran sintonía entre los dos países y ha destacado el dato de que 1,7 millones de irlandeses visitaron España durante el año pasado. Una cifra que ha resaltado que supone que más de un tercio de ciudadanos irlandeses realizaron turismo en España el año pasado.

En la reunión, los dos jefes de gobierno se han comprometido a seguir colaborando contra la amenaza del terrorismo yihadista, las mafias delictivas y el tráfico de drogas, y han analizado el problema de la migración y la situación en Siria y Ucrania.

Además, Kenny se ha comprometido a pedir a su ministro de Educación que tenga en cuenta para futuros programas escolares en materia de idiomas la realidad de que más de 400 millones de personas hablan español en el mundo.

Al término de la conferencia de prensa, el primer ministro irlandés ha obsequiado a Rajoy con una camiseta de un club de fútbol gaélico (deporte que se practica en Irlanda a medio camino entre el fútbol y el rugby) de su condado de nacimiento, Mayo, y con el nombre del presidente del Gobierno impreso.