Rajoy reivindica sus reformas ante empresarios chinos y apela a más inversión

El presidente garantiza que España cumplirá el objetivo de déficit para 2014

internacional

| 25.09.2014 - 07:28 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha reivindicado ante empresarios chinos los logros de las reformas que ha puesto en marcha en España y que ha considerado que hacen al país como un destino de gran interés para sus inversiones.

"Pocos países como España ofrecen tan buenas oportunidades de inversión en un entorno tan abierto y competitivo", ha asegurado Rajoy a la veintena de empresarios y ejecutivos chinos con los que se ha reunido en Shanghái, la capital financiera china, en el que ha sido el primer acto oficial de su visita al país asiático.

En ese acto, en el que han estado presentes también otra veintena de empresarios españoles, el jefe del Ejecutivo ha recalcado que la situación económica de España es "diametralmente opuesta" a la que vivía hace tan solo tres años a consecuencia de que las reformas "están funcionando".

Rajoy ha ido desgranando algunas de las medidas que ha puesto en marcha desde el inicio de la legislatura para superar la crisis y ganar en competitividad, y ha subrayado que se ha logrado recuperar la confianza de los mercados.

Como una irrefutable prueba de ello ha citado el hecho de que la prima de riesgo española se haya situado en el entorno de los 120 puntos, la cifra más baja en los últimos cuatro años, cuando llegó a estar en 700. Entre las reformas que ha citado, Rajoy ha destacado la laboral, ya que ha considerado que ha supuesto un impulso a la contratación por parte de las empresas.

El presidente del Gobierno ha recordado que España ha alcanzado en 2013 un máximo histórico en el número de exportaciones, que ha explicado que hace un año suponían el 24 por ciento del PIB y ahora representan el 34 por ciento. Rajoy ha asegurado que España busca intensificar sus relaciones económicas con China, ya que considera que existe aún un enorme potencial pese a que se hayan ido incrementando y se hayan duplicado desde 2009.

En ese contexto, ha especificado que China es ya el tercer mayor proveedor mundial de España tras dos países de la UE como Francia y Alemania. No ha desaprovechado su intervención ante los empresarios chinos para recordarles que España está creciendo más que sus socios de la Unión Europea y que el Gobierno está tratando de poner bases sólidas para que esta situación sea sostenible en el tiempo.

OPORTUNIDAD PARA EMPRESAS ESPAÑOLAS

Para Rajoy, China es también una oportunidad para empresas españolas de ámbitos como el de las energías renovables porque cerca de cien millones de personas se prevé que pasen a ser ciudadanos urbanos hasta el año 2020. En este aspecto, ha destacado la trascendencia que tiene el plan quinquenal del Gobierno chino para fomentar el consumo interno y el uso de tecnología y energías limpias.

Ante ese reto, ha garantizado que las empresas españolas tienen la experiencia y la capacidad necesaria para acometer todo tipo de proyectos internacionales. Rajoy ha defendido también el papel de España como "puente natural" de Asia en general y de China en concreto hacia Europa y ha apostado por aumentar la colaboración entre empresas de ambos países en terceros mercados citando a América Latina como una región especial para ello.

Entre los empresarios chinos que han participado han estado los presidentes u otros directivos del Banco de Shanghái, de la aeronáutica COMAC, del grupo Fosun (el mayor conglomerado privado del país y que abarca diversos sectores, desde siderurgia hasta industria farmacéutica o finanzas), el grupo alimentario Brigthfood y el grupo Alibaba.

También han acudido, entre otros, representantes de la compañía aérea China Estern Airlines, la tecnológica Huawei, la empresa de transporte y logística Evergreen (cuarta empresa mundial de transporte de contenedores), el fabricante de equipos eléctricos Chint Electric y la eléctrica Shanghái.

Los representantes de Alibaba, Fosum y Brigthfood han tomado la palabra para destacar las inversiones que realizan con empresas españolas. Por parte española han intervenido los responsables del Banco de Santander (su consejero ejecutivo, Juan Rodríguez Inciarte), Técnicas Reunidas (el presidente, José Lladó) y Grupo Antolín (el presidente para Asia-Pacífico, Pablo Baroja).