Rajoy ofrece a inversores de EEUU una España pujante y con derecho a la esperanza

Lo sitúa como el "problema número uno"

internacional

| 14.01.2014 - 20:03 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha presentado a los principales inversores de Estados Unidos una economía española "pujante, sana y duradera en el tiempo" y ha subrayado que, con sus reformas, España se ha ganado "un fundado derecho a la esperanza".

Rajoy ha expuesto la imagen de recuperación de la economía española en su intervención ante la Cámara de Comercio estadounidense, el acto central de su segunda jornada de visita oficial a Washington,

El jefe del Gobierno ha recalcado que España está en la vía de superar los problemas económicos que aún están pendientes, principalmente el del paro, y ha garantizado que los 47 millones de españoles no se resignan a desandar el camino de éxito que han protagonizado en las últimas décadas.

ENCUENTRO CON PERIODISTAS NORTEAMERICANOS

Rajoy afirmó que gracias a las reformas, España creará empleo incluso con tasas bajas de crecimiento, durante un encuentro con un reducido grupo de periodistas estadounidenses en el marco de su visita a Washington.

"Con solamente un poco de crecimiento veremos creación de empleo", pronosticó Rajoy en declaraciones recogidas por el diario The Wall Street Journal.

Rajoy indicó también que la alta tasa de desempleo es "el problema número uno" de España y agregó que el país necesita "crear las condiciones macroeconómicas" propicias para la generación de nuevos puestos de trabajo.

En este 2014 "tendremos crecimiento" durante todo el año, según dijo Rajoy.

La economía española tuvo un crecimiento del 0,3 por ciento en el cuarto trimestre de 2013.

Hace solamente un año había "dudas" incluso sobre la supervivencia del euro y hoy "todo eso ha cambiado", comentó también el jefe del Gobierno español.

Rajoy recibió ayer el pleno respaldo del presidente estadounidense, Barack Obama, a sus reformas durante la entrevista que ambos mantuvieron en la Casa Blanca.

Obama consideró que esas reformas demuestran un "gran liderazgo" y, pese a que no son populares, eran las que necesitaba España para dejar atrás la crisis.

El mandatario estadounidense alertó, no obstante, de que quedan desafíos como la alta cifra de desempleados en España, ante lo que Rajoy garantizó que va a seguir luchando contra esta lacra.