Rajoy insta, a su llegada al G20, a defender el euro como "un proyecto irreversible"

El G-20 y la Unión Europea analizarán como salir de la crisis de deuda

internacional

| 18.06.2012 - 11:43 h
REDACCIÓN

La recuperación de la confianza de los mercados en la economía europea y en el euro centrarán gran parte de la cumbre de G-20 que da comienzo en México. en Los Cabos, y que cuenta con la presencia de todos los líderes mundiales incluído el presidente del gobierno, Mariano Rajoy. España, Italia y la eurozona ocuparán buena parte de los debates. En apenas dos semanas el mundo y Europa buscarán el antídoto a la crisis más grave que ha vivido el euro.

Primero en el G20, luego en la minicumbre de Roma para acabar en el Consejo Europeo de Bruselas el 28 y 29 de junio. Son las tres citas para dar una respuesta que tranquilice a los mercados. Con una intensa agenda de reuniones bilaterales y declaraciones públicas, los líderes europeos que asisten a la cumbre en la ciudad mexicana de Los Cabos explicarán de manera coordinada que hay que ponerse a trabajar para resolver la grave crisis de deuda soberana y de confianza que atenaza la unión monetaria. A su llegada a Los Cabos, Rajoy se mostraba moderadamente optimista.

El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, ha considerado hoy que los países del euro presentes en el G20 -España, Alemania, Francia e Italia- mantienen posiciones "similares" y ha estimado que ha llegado el momento de decir "con toda nitidez que el proyecto del euro es un proyecto irreversible".

En declaraciones a los medios de comunicación poco después de llegar a Los Cabos para participar en su primera cumbre del G20, Rajoy ha defendido su apuesta por una unión fiscal y bancaria en la eurozona y no ha querido comentar las reticencias de Alemania a algunas de las propuestas que implican una mayor integración económica.

"Es verdad hay cosas no se pueden hacer muy poco tiempo, pero hay que empezar a dar pasos en la buena dirección. Creo que, sustancialmente, todos los europeos compartimos eso", ha manifestado al ser preguntado por la presión que se puede ejercer sobre la canciller alemana, Angela Merkel, durante esta cumbre.

Resuelta la gran incógnita que planeaba sobre las elecciones griegas, los líderes de la Unión Europea (UE) lanzarán hoy en el inicio del G20 una ofensiva diplomática para cerrar filas en torno a la pervivencia del euro.

Rajoy ha afirmado que el objetivo de todos los socios europeos es el mismo -"crecer, crear empleo y superar las dificultades"- y ha garantizado que todos los socios de la UE trasladarán un mensaje de confianza en la moneda única, que ha sido fundamental en la historia reciente de países como España.

Ante la "etapa complicada" que atraviesa ahora el país, ha ratificado que su Gobierno mantiene una "apuesta clara" y seguirá reduciendo el déficit público, porque, ha dicho, "no se puede gastar lo que no se tiene", y aplicando reformas: "Ahora tenemos que trabajar y esforzarnos", ha recalcado.

Pero ha hecho hincapié en que las medidas que está tomando cada país deben ir acompañadas por reformas en Europa.

España, ha insistido, no tiene otra prioridad en este momento que crecer y crear empleo y ello implica "dar la batalla con decisiones dentro del país, que son duras y que a nadie le gustaría tomar, pero que hay que tomar necesariamente" y "dar la batalla en las instituciones europeas" y en los foros internacionales.

"Creo que ha llegado el momento de que los europeos fijemos claramente objetivos de futuro, que digamos con toda nitidez que el proyecto del euro es un proyecto irreversible", ha señalado.

Ha confiado también en que el G20 haga una apuesta clara por el crecimiento económico y que lance además "un mensaje nítido y claro" en defensa de la seguridad jurídica para proteger las inversiones.

Tras recordar que lleva meses dedicado a defender sus reformas y a impulsar cambios en la UE, ha recordado que el viernes asistirá en Roma a una nueva reunión con la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro italiano, Mario Monti, para preparar el Consejo Europeo de finales de mes.

Por la mañana, los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso, respectivamente, comparecerán ante la prensa para analizar el panorama que se abre en Europa tras la victoria de la formación conservadora Nueva Democracia, defensora de la permanencia de Grecia en la eurozona.

En el G20 no se esperan grandes avances en la reconfiguración de la Unión Europea, aunque sí el avance de algunos planes de integración fiscal que serán tratados con más profundidad en la cumbre europea que se celebra el 28 y 29 de junio en Bruselas.

En cualquier caso, las posturas de los líderes europeos no son homogéneas, especialmente por la reticencia de países como Francia e Italia en secundar los duros planes de ajuste fiscal que promulga Alemania, firme defensora de caminar hacia la integración fiscal antes de adoptar otras medidas, como los eurobonos.

Francia e Italia son más partidarios de lanzar medidas de estímulo económico, como promueven también otras potencias del grupo de los Veinte, como Estados Unidos.

La decisión de los líderes europeos, en cualquier caso, es el de dar una imagen de unidad ante el G20, y especialmente en la reunión que mantendrán esta noche con el presidente estadounidense Barack Obama.

La cumbre del G20, que durará dos días, arrancará formalmente a las 15.00 hora local (21.00 GMT), y cerrará el día con una cena oficial presidida por el anfitrión de la reunión, el presidente mexicano Felipe Calderón.

RAJOY:"LA DECISION DE LOS GRIEGOS ES EL PREAMBULO DE LA ESTABILIDAD ECONOMICA"

Por otra parte, Mariano Rajoy ha enviado un telegrama al presidente del partido griego Nea Demokratia, Antonis Samaras, por su victoria en las elecciones legislativas celebradas en Grecia este domingo. A su entender, la decisión de los griegos es "el preámbulo" que "todos" desean y necesitan.

"Quiero expresarle mi más sinceras felicitaciones por su decisiva victoria electoral en las elecciones legislativas celebradas ayer domingo, que constituyen un momento histórico para Grecia y para el conjunto de la Unión Europea. Tengo el profundo convencimiento de que, con su liderazgo, Grecia podrá superar las dificultades actuales", afirma Rajoy.

Además, el jefe del Ejecutivo esta "seguro" de que el Gobierno que forme Nueva Democracia "garantizará la estabilidad política" de Grecia. "La decisión de los ciudadanos griegos es, con seguridad, el preámbulo de la estabilidad económica que todos deseamos y necesitamos", proclama.

Rajoy asegura a Samaras que puede contar con "el apoyo y la colaboración" del Gobierno de España y el suyo propio para la búsqueda de "soluciones concertadas a problemas que afectan a todos". "Le reitero mis mejores deseos para el pueblo griego y para usted", concluye el citado telegrama.

"UNA MUY BUENA NOTICIA"

A su llegada a Los Cabos (México), donde desde hoy participa en su primera cumbre del G-20, Rajoy ha valorado positivamente los resultados de las elecciones legislativas griegas porque, según ha dicho, "son una muy buena noticia" para Grecia, para Europa y para España.

El jefe del Ejecutivo ha dicho estar "absolutamente convencido" no sólo de que estos resultados reforzarán a la Unión Europea sino también de que "pronto" el país heleno va a comenzar a sentir "los efectos de esta decisión que han tomado todos los ciudadanos".