Rajoy: "España ve en el mercado chino una oportunidad en lugar de una amenaza"

Se entrevisto con el presidente, Xi Jinping y con el líder de la Asamblea Popular Zhang Dejiang

Rajoy visita el recinto de la Ciudad Prohibida de Pekín

El Gobierno chino anticipa que la visita de Rajoy ha sido "exitosa"

internacional

| 26.09.2014 - 11:10 h
REDACCIÓN

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente chino, Xi Jinping, han constatado que no hay ningún conflicto de intereses entre sus respectivos países. Xi ha recibido a Rajoy en el Gran Palacio de Pueblo con motivo de la visita oficial a China que está realizando el jefe del Gobierno español.

El presidente chino ha agradecido la visita de Rajoy y ha comentado que ha estado en varias ocasiones en España, un país que ha dicho que le provoca una "profunda impresión". "No existe ningún conflicto de interés fundamental entre nosotros ni tampoco problemas históricos", ha asegurado Xi, una apreciación que ha sido secundada por el presidente del Gobierno.

El jefe del Gobierno ha trasladado al presidente chino los saludos del Rey Felipe VI y del Rey Juan Carlos (a los que se ha referido en dos ocasiones y en una de ellas con el lapsus de llamar al anterior jefe del Estado Juan Carlos II), y Xi le ha pedido que les transmita también su saludo a su regreso a España.

Rajoy y su anfitrión han considerado la visita oficial española como una demostración del interés por incrementar las relaciones bilaterales, principalmente las de carácter económico y comercial.

Esta visita de Rajoy a China se ha concretado después de que la Audiencia Nacional española haya archivado la causa abierta contra varios exdirigentes chinos (que causó el malestar del Gobierno de este país) después de aprobarse la reforma de la ley de Justicia Universal impulsada por e Gobierno.

Tras entrevistarse con el presidente, Xi Jinping Rajoy se reunió con el líder de la Asamblea Nacional Popular (Legislativo), Zhang Dejiang. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha iniciado hoy la segunda jornada de su estancia oficial en Pekín con una visita a la Ciudad Prohibida durante la que ha recorrido varias zonas de este recinto histórico.

Su agenda concluyó con un acto con hispanistas y personas relevantes del mundo de la cultura china en el Instituto Cervantes de la capital china. El presidente del Gobierno español pondrá fin a su viaje a la potencia asiática mañana, sábado, tras una visita a la Gran Muralla china.

"VISITA EXITOSA"

En la víspera de que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, concluya el sábado su viaje a China de cuatro días, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la potencia asiática anticipó hoy el éxito de la visita.

"Espero y creo que será una visita muy exitosa", dijo la portavoz de ese ministerio, Hua Chunying, en una rueda de prensa en Pekín. Hua aseguró que "China otorga una gran importancia a las crecientes relaciones con España", y remarcó que, en virtud de ello, el jefe del Gobierno español mantuvo encuentros ayer con el primer ministro chino, Li Keqiang, con el que se firmaron 14 acuerdos por valor de 3.150 millones de euros (unos 4.000 millones de dólares).

"Ambas partes tienen la voluntad de entenderse y respetar los intereses de la otra", dijo la portavoz china. "La cooperación siempre ha sido buena y fructífera", destacó Hua, y enfatizó que "los dos países muestran un respeto mutuo a los intereses y preocupaciones del otro, razón por la que hemos mantenido buenas relaciones durante los pasados años". Así mismo, aseveró que China espera "trabajar con la parte española para seguir profundizando nuestra amistosa cooperación".

OPORTUNIDADES PARA LA EXPORTACIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advierte un cambio de actitud en España respecto del mercado chino, al que percibe en la actualidad como "una oportunidad" y no como una "amenaza", por lo que ha animado a las empresas españolas a que exporten más al gigante asiático y a las compañías chinas a que inviertan en nuestro país.

Así se ha expresado en un encuentro con empresarios españoles con presencia en China en la residencia de la Embajada en Pekín, donde les ha explicado que su primera visita oficial a este país, como el resto de desplazamientos al exterior que realiza, supone una oportunidad para que el Gobierno apoye a las empresas.

Rajoy ha expuesto ante los empresarios que, en los encuentros que ha mantenido con las autoridades chinas, ambas partes han "coincidido" en que las relaciones económicas y comerciales entre ambos países "deben reforzarse" pues "se dan las condiciones".

El jefe del Ejecutivo ha recordado que desde 2009 las exportaciones españolas a China se han "duplicado en valor" y que las inversiones reflejan asimismo una tendencia al alza. "Pero queremos ir más allá. Queremos exportar más a China. Queremos más empresas españolas trabajando en China y queremos más inversión china en España", ha añadido.

El presidente ha aprovechado para señalar que, tras tres años de medidas reformistas en España, algunas de las cuales "no han sido fáciles ni para los ciudadanos ni para el Gobierno, los resultados ya se ven". "Llevamos creciendo más de un año y en el segundo trimestre de este año, a la mayor tasa de la eurozona. Hemos registrad o el primer superávit por cuenta corriente desde 1998. Empezamos a crear empleo y existe un cambio de percepción del exterior respecto a España", ha indicado antes de transmitir a los empresarios que lo escuchaban su "admiración" por los logros conseguidos y el "apoyo" que siempre encontrarán en el Ejecutivo.