Rajoy dice no estar molesto por no estar invitado a la minicumbre sobre Grecia

Los líderes europeos comienzan su cumbre sobre energía y política exterior

Merkel pide un "enorme esfuerzo" a Grecia y descarta una solución rápida

Juncker no cree que la crisis griega amenace con un nuevo seísmo en Europa

internacional

| 19.03.2015 - 09:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho que "no" se siente molesto por la minicumbre sobre Grecia que se celebra este jueves en formato reducido en los márgenes del Consejo europeo y en la que España no participa, pero sí los líderes de Alemania, Francia, Grecia y los líderes de las instituciones europeas.

"No creo que sea determinante (la cumbre sobre Grecia). Determinante es lo que diga el Eurogrupo, que es donde se toman las decisiones por unanimidad", ha declarado el presidente del Gobierno a la prensa en Bruselas, a su llegada a la tradicional reunión de líderes del Partido Popular Europeo que precede al Consejo europeo.

El primer ministro belga, Charles Michel, sí ha criticado la reunión en formato reducido y lo ha considerado un "problema" porque la situación de Grecia afecta a muchos Estados miembros, según ha explicado en declaraciones al diario 'Le Soir'.

Preguntado por si comparte con Michel este malestar, Rajoy ha zanjado con un "yo no" y ha insistido en que, en su opinión, la reunión, que ha sido solicitada por el primer ministro heleno, Aleis Tsipras, es una reunión de "buenos oficios" que puede servir para convencer a Atenas de que debe "cumplir" con sus compromisos asumidos con la zona euro.

"A mí me parece bien que se celebre esta reunión, pero lo importante es que Grecia cumpla sus compromisos y que las decisiones se adopten donde se van a adoptar, que es en el eurogrupo", ha dicho Rajoy.

"A partir de ahí -ha continuado-- todo lo que pueda servir para limar asperezas y convencer a los griegos de que las normas están para cumplirlas y no se pueden saltar, pues a mí me parece positivo".

La reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que arranca esta tarde en Bruselas será la primera ocasión en la que Rajoy y Tsipras coincidan, después de las críticas de Atenas al papel de España y Portugal en las negociaciones para prorrogar el rescate heleno. El Gobierno heleno acusó a Madrid y Lisboa de tratar de boicotear estas conversaciones.

Preguntado por esta situación, Rajoy no ha contestado a la pregunta de los periodistas sobre si ha pasado página, ni ha aclarado si se verá de manera bilateral con su colega griego. "Yo me reúno con todo el mundo que quiera reunirse conmigo y, además, como es natural, es mi obligación", ha remachado.

CUMBRE EUROPEA CENTRADA EN LA ENERGÍA Y LA POLÍTICA EXTERIOR

Los líderes de la Unión Europea (UE) comenzaron hoy una cumbre centrada en está primera jornada en la unión energética y el análisis de la situación en Ucrania y sus relaciones con Rusia.

Tras la cena se espera que Grecia ocupe la agenda en un encuentro a seis bandas entre el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, sus homólogos de Alemania y Francia, así como con los presidentes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y del Eurogrupo.

Con los líderes de los Veintiocho puestos en pie alrededor de la mesa de discusiones, el presidente permanente del Consejo europeo, Donald Tusk, llamó a iniciar el encuentro con un minuto de silencio por las víctimas del atentado de Túnez.

Las discusiones de la primera sesión de reuniones se centrarán en la unión energética y en la situación de Ucrania, así como en las relaciones con Rusia.

Se prevé que la situación en Grecia centre la agenda tras la cena de los líderes.

A su llegada a la cumbre, el presidente de Francia, François Hollande, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, insistieron en que Grecia debe cumplir los compromisos de reforma que adquirió al solicitar la prolongación del rescate, al tiempo que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, reclamó respeto a la democracia.

"Los griegos deben demostrar que hacen las reformas que son esperadas de ellos y Europa debe poner a disposición de Grecia los medios financieros para cumplir con los compromisos", dijo Hollande a su llegada a la cumbre.

"No deben esperar una solución, ningún hito", advirtió por su parte la canciller alemana, Angela Merkel, quien recalcó que la cumbre europea de hoy "no es el marco", puesto que "las decisiones se toman en el Eurogrupo y eso seguirá así".

Por su parte, Tsipras se limitó a decir a su llegada a Bruselas que la UE "necesita iniciativas políticas que respeten tanto la democracia como los tratados, para dejar atrás la crisis y avanzar hacia el crecimiento".