Rajoy defiende una negociación que minimice los efectos negativos del 'brexit'

El objetivo español es que ciudadanos y empresas no se vean afectadas

"La UE sabe lo que se hace", ha remachado Rajoy que ha ratificado que "no va a haber 27 negociaciones, sino solamente una"

Llamiento a la "tranquilidad, confianza y serenidad" de los ciudadanos españoles que viven en el Reino Unido y a todos los británicos que viven en España

Rajoy cita el 10 de abril en Madrid a los líderes del sur de Europa para hablar del brexit

internacional

| 29.03.2017 - 18:44 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido "tranquilidad" después de que el Reino Unido haya presentado oficialmente su solicitud para abandonar la Unión Europea, al mismo al tiempo que ha señalado que "la prioridad" es "minimizar la incertidumbre" que genera este proceso, conocido como Brexit.

Así lo ha manifestado Rajoy en una rueda de prensa en Malta tras mantener un encuentro con el primer ministro de la República y presidente de turno de la Unión Europea, Joseph Muscat. Precisamente en la capital maltesa arranca este miércoles el congreso del PP europeo, al que el presidente también se acercará y que estará marcado por la activación del Brexit.

"El objetivo más importante del Gobierno es que ningún ciudadano ni las empresas que exporten, o importen o inviertan se vean afectadas", ha señalado Rajoy, después de que la primera ministra británica, Theresa May, haya enviado una carta presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, con la que se activa el proceso de desconexión.

Rajoy ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" y de "confianza y de serenidad" a todas las empresas que invierten en Reino Unido, y a las compañías británicas que comercian con España. "La UE sabe lo que se hace", ha remachado. También ha querido trasmitir esa tranquilidad a todos los ciudadanos españoles, a los más de 300.000 británicos residentes en España y a los más de 100.000 españoles que hay en Reino Unido.

"MINIMIZAR LA INCERTIDUMBRE"

"Nuestra prioridad de minimizar la incertidumbre creada por Reino Unido". Ha declarado, para después insistir en que lo "importante" es que el Brexit genere "los mínimos" problemas y dificultades.

El líder del Ejecutivo, que ha recordado que las directrices sobre las líneas rojas del bloque comunitario en las negociaciones con Reino Unido se cerrarán en la cumbre extraordinaria del próximo 29 de abril, ha resaltado la importancia de "proteger" los principios básicos promulgados por la UE. Y ha remarcado que el Gobierno "defenderá los intereses de España" durante las negociaciones, tras las que espera unas relaciones "estrechas" con Reino Unido.

Asimismo, ha defendido que, a nivel europeo, exista un único interlocutor: "No va a haber 27 negociaciones, sino solamente una". En este sentido, ha aseverado que España "está preparada" para adentrarse en dicho proceso de diálogo.

"PROCESO DE INTEGRACION MAS ACUSADO"

Rajoy ha destacado las "relaciones bilaterales magnificas" que existen entre España y Malta, al mismo tiempo que ha hecho hincapié en el "esfuerzo" de Muscat como presidente de turno de la UE, especialmente al coincidir con el Brexit.

"Harás un gran trabajo en esta materia intentando que las relaciones de futuro entre la UE y el Reino Unido sean buenas, pero también siendo conscientes de que Europa tiene que ir ahora a un proceso de integración más acusado", ha afirmado Rajoy al comienzo de la reunión en la sede del Gobierno maltés.

Por su parte, Muscat ha afirmado que el Brexit tendrá "consecuencias para todo el mundo" pero "lo importante" es debatir sobre cómo "mitigar" las repercusiones "negativas" del proceso. "Queremos un acuerdo justo con Reino Unido pero debe estar claro que esto no puede significar que es un acuerdo que equivale a ser miembro de la UE", ha precisado, aunque ha apuntado que es necesario "asegurar" que "se trate de manera justa" a los ciudadanos británicos que residen en otros países de la Unión.

REUNIÓN DE LOS LÍDERES DEL SUR DE EUROPA EL 10 DE ABRIL EN MADRID

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, reunirá el próximo 10 de abril en Madrid a los líderes del sur de Europa, entre ellos el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, para hablar del "brexit" y del futuro de la Unión Europea.

España, según han informado a Efe fuentes del Ejecutivo, lleva ya varias semanas preparando esa reunión cuya fecha ha confirmado hoy Rajoy en La Valeta en la conferencia de prensa que ha ofrecido junto al primer ministro de Malta, Joseph Muscat. El lugar elegido para la reunión en Madrid de los jefes de Estado o de Gobierno de los siete países del sur de Europa es el Palacio de El Pardo.

Será la tercera cumbre de estas características tras las celebradas el pasado 9 de septiembre en Atenas y el 28 de enero en Lisboa, y que empezaron a organizarse con el objetivo de hacer un análisis compartido de los retos de la Unión Europea y de los intereses comunes.

Será finalmente el lunes 10 de abril cuando recibirá en Madrid a Hollande, Tsipras (en su primera visita a España desde que es primer ministro griego), Muscat, Paolo Gentiloni (primer ministro italiano), Antonio Costa (su homólogo portugués) y Nicos Anastasiades (presidente de Chipre).

Rajoy ha avanzado hoy en Malta que en la cumbre de Madrid se hará un seguimiento de lo que se está haciendo ante la negociación del "brexit", solicitado ya formalmente por la primera ministra británica, Theresa May.

Los líderes del sur de Europa intercambiarán también puntos de vista sobre los pasos que ha de dar la UE en esta nueva etapa y tras la firma el pasado fin de semana de la declaración de Roma con motivo del 60 aniversario de los tratados que dieron origen a la Europa comunitaria.

Todo ello supondrá un trabajo previo ante el Consejo Europeo convocado en Bruselas para el 29 de abril y en el que se debatirá cómo se ha de afrontar la negociación para la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Para abordar el debate sobre el "brexit" en Madrid, Rajoy ha invitado hoy al primer ministro maltés a que ese día, como presidente de turno de la UE en el primer semestre de este año, haga un planteamiento inicial de la situación ante el resto de líderes del sur de Europa.

A la espera de que se concrete el desarrollo de la cumbre, si se repite el esquema de la última celebrada por los mismos protagonistas, todos ellos mantendrán una reunión a la que seguirá una comparecencia conjunta ante la prensa.